Torra dice que pactar una consulta es "la única posibilidad de canjear" la aprobación de la independencia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra
Europa Press - Archivo
Actualizado 05/09/2018 10:24:29 CET

Está dispuesto a explicar su proyecto en el Congreso, "pero humillaciones ninguna"

   BARCELONA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado este miércoles que la República catalana fue proclamada en octubre de 2017 y que "la única posibilidad de canjear esa declaración política de independencia es un referéndum pactado con el Estado".

En una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha afirmado que su intención es encontrar una solución política con el Estado al proceso independentista catalán, pero ha advertido: "Nosotros tenemos un mandato y seguiremos avanzando".

Para Torra existe una mayoría social a favor de la independencia y "la única votación que podría haber dado una respuesta" a la cuestión no son elecciones sino un referéndum como el del 1 de octubre, del que ha reivindicado que se hizo pese a la actuación policial, que requisó votos y urnas.

Por ello ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que acceda a negociar uno sobre la independencia y no sobre el Estatut: "Cuando el presidente Sánchez dice que quiere hacer un referéndum sobre el Estatut, sabe que nosotros le diremos que no".

Torra ha dicho que no contempla acabar "en la cárcel ni en el exilio" sino que espera recibir a su antecesor, Carles Puigdemont, en la Generalitat, y ha rehusado incluir la situación de los soberanistas encarcelados en la negociación con el Gobierno.

Asimismo, ha negado haber llegado a ningún pacto con Sánchez, con quien coincidieron en la necesidad de abordar políticamente la situación catalana pero "a partir de aquí los desencuentros fueron radicales".

"INVITADO O PRIMER PLATO"

Sobre la invitación a acudir al Congreso de los Diputados que lanzó el martes su presidenta, Ana Pastor, ha dicho estar "encantado de ir a explicar el proyecto republicano, pero humillaciones ninguna".

"Cuando me invitan me interesa saber si voy como invitado o como primer plato", por lo que ha rehusado acudir si lo que se pretende es realizar una votación en la que se muestre el rechazo de la Cámara baja a la autodeterminación de Catalunya.