Actualizado 18/01/2006 16:44

Un total de 128 operadores optan a los 59 canales de TDT local privada en Catalunya

Telelínea Local, Justo Molinero y Kiss Media, entre las que optan a más demarcaciones

BARCELONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 128 operadores se han presentado al concurso para la concesión de los 59 canales de Televisión Digital Terrestre (TDT) local privada en Catalunya, según anunció este mediodía el director general de Medios y Servicios de Difusión Audiovisuales de la Generalitat, Santiago Ramentol.

El número de canales a los que podrán optar los licitadores es de 59, del total de 96 --el resto serán canales públicos--. Catalunya tendrá distribuidos los 96 canales en 21 demarcaciones, a las que a cada una corresponde un múltiplex de cuatro canales, a excepción del Barcelonès, Baix Llobregat y Vallès Occidental, que dispondrán de dos multiplex y ocho canales.

Santiago Ramentol mostró su satisfacción por que se hayan presentado "más ofertas que canales disponibles" y que se trata de empresas "fundamentalmente relacionadas con la telvisión de proximidad".

Ramentol celebró que casi todas las televisiones locales ya existentes hayan concurrido al proceso de adjudicación, aunque lamentó "mucho" que la histórica Televisió de Cardedeu no se haya presentado, anunciando que la Generalitat intentará hallar una solución para que emita en otros sistemas.

Las demarcaciones donde se concentra un mayor número de candidaturas son el Barcelonès, con un total de 14 ofertas para cuatro canales disponibles, el Vallès Occidental, 13 para cubrir cinco, y el Baix Llobregat, donde la adjudicación de los cuatro programas se tendrá que decidir entre 11 proyectos.

Entre las empresas que han presentado oferta en más demarcaciones figuran Telelínia Local, con ocho, Kiss Media de Blas Herrero, con seis, Justo Molinero, con cinco, y Televisió Comtal, en cuatro demarcaciones. El responsable de la Generalitat aseguró que no cree que haya "empresas tapadera" entre las presentadas porque "sería detectable".

PROCESO DE EVALUACION.

Las ofertas presentadas pasarán ahora un proceso de evaluación, en el que sólo se ha abierto el sobre A referente a la documentación administrativa y empresarial. El siguiente paso tendrá lugar a partir del 20 de febrero, con la apertura del sobre B, donde se detalla la propuesta técnica, económica y la memoria de contenidos.

Las cláusulas del concurso, aprobadas por la Generalitat tras un informe del CAC, establecen que la memoria de programación supone un 55% de la puntuación total, la propuesta económica, un 25%, y la tecnológica, un 20%.

El proceso de adjudicación se resolverá con el informe preceptivo y vinculante del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) a finales del mes de abril. Los operadores a los que se haya adjudicado un canal de televisión local tendrán que presentar un proyecto técnico en un plazo de cuatro meses, que recibirá el aprobado definitivo de la Secretaría de Estado de Comunicaciones.

"TRATO INJUSTO" AL CAC.

En este sentido, Ramentol defendió al CAC del "trato injusto de la extrema derecha" y aseguró que la Generalitat "tiene la obligación de defenderlo" ante las acusaciones de organismo "censor" y "politizado por salir del Parlament".

Para el director general de Medios y Servicios de Difusión Audiovisuales, la presencia del CAC, "organismo independiente de la Generalitat", en el proceso de adjudicación de canales otorga "garantía jurídica" a las concesiones, aleja de "intereses políticos" y lo diferencia de lo que ha pasado en otras comunidades.

Además de los canales privados, la Generalitat espera poder conceder en breve los 37 programas públicos, pero lamentó el retraso del Ministerio de Industria en la planificación de algunos municipios.

Por otra parte, Santiago Ramentol aseguró que unos 40.000 edificios de Catalunya tendrán que "tocar" la antena para recibir la TDT y que el parque actual de descodificadores se sitúa entre los 200.000 y los 300.000.