Actualizado 27/06/2007 18:01 CET

El TS archiva la querella de Joan Miquel Nadal (CiU) contra una senadora socialista por Tarragona

Elices afirma que la querella "no se aguantaba por ningún lado"

TARRAGONA/MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha archivado las diligencias que se seguían contra la senadora por Tarragona de la Entesa Catalana de Progrés María José Elices, por la querella por injurias presentada contra ella por el ex alcalde de Tarragona Joan Miquel Nadal (CiU).

Según explica la Entesa en un comunicado, los hechos se refieren a marzo de 2005, cuando la senadora y entonces concejala del Ayuntamiento de Tarragona afirmó ante un grupo de vecinos y junto a un diputado, que el trazado de la variante de la Nacional-340 respondía a intereses personales del alcalde sobre el proyecto urbanístico de Terres Cavades.

Tras esta afirmación, el alcalde presentó una querella contra la senadora que ha visto el Supremo, por tratarse de una parlamentaria y, por tanto, con inmunidad. Por ello, se solicitó suplicatorio al Senado que fue concedido en sesión plenaria.

Después de citar y escuchar a la senadora el pasado día 11 de junio, el Supremo ha considerado que las frases que se atribuyen a la querellada "no son constitutivas del delito de injurias y ha procedido al archivo de las diligencias".

El comunicado apunta que la sentencia "dice que las palabras de Elices se ciñen a un debate público sobre unas obras que afectaban a los intereses de los ciudadanos".

La sentencia añade que en ese contexto las libertades de expresión e información están "en conexión con asuntos de interés general y contribuyen a la formación de la opinión pública, alcanzando su máxima eficacia justificadora frente al derecho al honor, el cual se debilita en canto sus titulares son personas públicas, obligadas por ello a soportar un cierto riego de que sus derechos subjetivos resulten afectados por opiniones e informaciones".

Por último, el texto del auto del Supremo recalca que "no se debe correr el riesgo de hacer del Derecho penal un factor de disuasión del ejercicio de la libertad de expresión, lo que, sin duda, resulta indeseable en un Estado democrático".

La senadora se mostró satisfecha hoy por esta decisión y afirmó que la querella "no se aguantaba por ningún lado". Para ella, "sólo respondía al deseo de Nadal de ensuciar el ejercicio de la política en Tarragona".

Dado que el nuevo gobierno municipal es progresista, Elices dio por hecho que "actitudes como las anteriores no tendrán cabida a partir de ahora".

Respecto a la querella, aseguró que no tomará ninguna medida contra Nadal: "Los socialistas tenemos muy claros los límites que en política nunca se deben pasar", alegó.

El pasado marzo, el Senado retiró la inmunidad a Elices para poder llevar a término el procedimiento judicial y que la senadora pudiera declarar, hecho que hizo el 11 de junio.