La vendimia en Catalunya se avanza por la sequía y la cosecha será irregular pero sana

Archivo - Uvas
Archivo - Uvas - GENERALITAT - Archivo
Publicado: viernes, 22 septiembre 2023 13:42

Expertos auguran un descenso del 30% de la producción y hasta el 50% en las zonas más afectadas

BARCELONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vendimia de 2023 en Catalunya se ha avanzado por la sequía, que también provocará que la cantidad cosechada sea irregular --en función de la lluvia de cada zona--, pero sana por la ausencia de plagas.

En declaraciones a Europa Press, el jefe de servicio de viticultura del Institut Català de la Vinya i el Vi (Incavi), Xoán Elorduy, ha avisado de que "hay muchas casuísticas diferentes".

Así, mientras la vendimia se ha avanzado en el Penedès, Tarragona y el Empordà (Girona), otras como el Priorat y Montsant (Tarragona) todavía están en las primeras fases.

En el caso de la producción de Familia Torres, su director técnico, Josep Sabarich, ha afirmado que la vendimia de 2023 "es una de las más tempranas que se recuerdan" y ha detallado que ellos la empezaron el 16 de agosto, una fecha que ha calificado de récord.

El instituto público ha calificado de complicada la campaña de este año y ha alertado que "habrá que ver cómo evolucionan las plantas" ante el mantenimiento en el tiempo de la falta de agua.

En esta misma línea, el responsable nacional del sector vitivinícola de Unió de Pagesos, Josep Marrugat, ha asegurado que "los viñedos se están secando, no solo las hojas, sino la propia planta".

DESCENSO DESIGUAL EN LA PRODUCCIÓN

El secretario del Consell Regulador de la Denominació d'Origen (DO) Catalunya, Anton Castellà, ha lamentado que "la sequía es la principal protagonista de esta vendimia", una situación que ha dicho que el sector arrastra desde hace dos años.

Con la vendimia ya empezada, ha sostenido que la producción será entre un 25% y un 30% inferior a la de 2022, un descenso que prevé desigual al comprender desde la zona del Penedès, en la que hay bajadas de hasta el 80%, y la Terra Alta, en la que ha dicho que la cosecha se espera "similar o incluso superior".

El director de la DO Penedès, Francesc Olivella, ha estimado que la producción del conjunto de la denominación será, al menos, entre un 40% y un 50% inferior al año pasado: "Habrá menos vino disponible, seguro".

Xoán Elorduy (Incavi) ha convenido en que "si la vendimia es más corta, como se prevé, habrá menos vino".

RENDIMIENTO EN PRENSA Y PLAGAS

Los expertos han explicado que la falta de lluvias también ha provocado que la proporción de fibra de la uva haya aumentado en detrimento a la cantidad de zumo y han pedido esperar a prensar la uva para valorar las pérdidas: "El grano no se ha engordado lo suficiente", ha ilustrado Olivella.

Castellà ha situado el rendimiento de la uva en las zonas con más sequía de Catalunya entre el 55% y el 65%, cuando según él habitualmente es fácil superar el 70%, y Olivella ha detallado que en el Penedès puede ser entre un 15 ó 20% menor.

"Cada DO tiene un rendimiento máximo autorizado. Es posible que sea difícil de alcanzar por la reducción del tamaño de la uva", ha reflexionado Elorduy.

Por otro lado, la sequía ha provocado la ausencia de hongos y otras plagas, por lo que "es una vendimia cualitativamente buena o muy buena, porque la uva es muy sana", ha aplaudido.

"A pesar de los retos de esta vendimia, estamos satisfechos con la calidad de la uva", ha zanjado Sabarich desde Familia Torres.

Leer más acerca de: