Publicado 05/11/2020 15:31CET

Vergés pide calma con las automuestras y dice que los alumnos "serán capaces"

Una profesora administra gel desinfectante a un alumno en un colegio durante el primer día del curso escolar 2020-2021 (Archivo)
Una profesora administra gel desinfectante a un alumno en un colegio durante el primer día del curso escolar 2020-2021 (Archivo) - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

Alerta de "dificultades" para mantener la recuperación de la actividad asistencial

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha pedido calma a la comunidad educativa con las automuestras PCR que se harán los alumnos y profesores a partir de la ESO cuando haya un positivo de coronavirus en su grupo estable de convivencia y ha asegurado que "serán capaces".

Lo ha explicado en rueda de prensa en la que también han participado el conseller de Interior, Miquel Sàmper, director del Servei Català de la Salut (CatSalut), Adrià Comella, y el subdirector de Protecció Civil de la Generalitat, Sergi Delgado.

Vergés ha defendido que han realizado una prueba piloto en institutos de Girona, que está todo "protocolizado", que ofrecerán la formación necesaria a los profesores y que revisarán los circuitos las veces que haga falta.

La consellera ha concretado que son automuestras nasales y no nasofaríngeas, por lo que el procedimiento a seguir es, con un escobillón, cinco segundos en cada orificio de la nariz, y ha matizado que las pruebas serán PCR y no de antígenos y deberán ir a un laboratorio.

Así, Vergés ha reivindicado que "si una propuesta está encima de la mesa es porque se puede hacer" y ha pedido a la comunidad educativa que no se posicionen en contra de iniciativas que todavía no se han desplegado.

Asociaciones de padres y madres y sindicatos de profesores recibieron con "inquietud" el miércoles esta decisión de la Generalitat de que los propios alumnos hagan la toma de muestras para hacer pruebas PCR a partir de la ESO.

IMPACTO ASISTENCIAL

Sobre el impacto de la pandemia de coronavirus en la actividad asistencial, Comella ha alertado de "dificultades" para mantener la recuperación de aquellas intervenciones pospuestas durante la primera ola en algunos centros hospitalarios de Catalunya.

Ha matizado que, en el ámbito quirúrgico, los centros más grandes todavía ejercen el 100% de su actividad habitual mientras que en aquellos medianos y pequeños el índice de las actividades desprogramadas está alrededor de un 10 y un 12%.

Sobre el impacto asistencial en los centros de atención primaria, Comella ha recordado que los profesionales de este nivel asistencial "no han podido descansar" este verano al asumir también tareas de control epidemiológico como los cribados poblacionales.

Con todo, el director del CatSalut ha subrayado que "la tensión actual es esperable que siga creciendo en los próximos días" porque las medidas impulsadas por el Ejecutivo catalán, a su juicio, tardarán unas semanas en tener efecto sobre el número de casos y el número de hospitalizaciones.

SIGUE LA SEGUNDA OLA

Vergés ha subrayado que, pese a mejorar la cifras epidemiológicas y bajar la velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) por debajo de 1 --un hecho que no pasaba desde septiembre--, Catalunya "no ha doblegado la curva epidemiológica" ni ha superado la segunda ola.

Ha precisado que el objetivo es llegar a una rt de 0,8 --lo que implicaría que por cada 100 personas infectadas se infectan 80--, volver a la cifra de 1.000 casos diarios y rebajar la presión asistencial a todos lo niveles: la atención primaria, los hospitales y las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Contador