8 de abril de 2020
 
Publicado 05/02/2020 22:20:03 +01:00CET

Dan por finalizada la búsqueda del inmigrante que saltó la valla de Melilla y cayó a un canal de aguas fecales

Labores de búsqueda de bomberos y GEAS de un inmigrante en Melilla
Labores de búsqueda de bomberos y GEAS de un inmigrante en Melilla - M.G.

La Guardia Civil baraja la hipótesis que siga con vida y que pudiera haber salido del canal por sus propios medios

MELILLA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha dado este miércoles por finalizada la búsqueda del inmigrante que saltó la valla que separa Melilla de Marruecos y en su huida cayó a un canal de aguas fecales, tras 36 horas de intensa búsqueda por parte de un amplio dispositivo formado por el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), Bomberos y agentes de distintas unidades. El Instituto Armado baraja la hipótesis que siga con vida y que pudiera haber salido del canal por sus propios medios.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Delegación del Gobierno en Melilla, "tras el intenso y enorme trabajo realizado sin descanso durante día y medio, afortunadamente no se ha encontrado a persona alguna en el interior de los tubos de desagüe de las aguas residuales".

El portavoz gubernamental ha indicado que "la hipótesis que se baraja como más cierta es que pudo salir por sus propios medios del cauce del agua y adentrarse en la ciudad".

Se trata de un joven de origen marroquí que, junto a otro compatriota, sorteó la valla que separa Melilla de Marruecos a las 0,55 horas del martes 4 de febrero y cayó a un canal de aguas fecales, donde en un principio se barajó la hipótesis de que pudiera haber sido arrastrado por la corriente, a través de uno de los tubos de desagüe que enlazan las instalaciones con el mar, por donde desembocan las aguas residuales, una vez depuradas.

NO HAY NINGÚN CUERPO EN LOS TUBOS

Tras tener conocimiento de lo sucedido, la Benemérita contactó de forma inmediata con los operarios de la empresa que regenta la depuradora, informando estos de que el tramo donde supuestamente pudo caer esa persona tiene una longitud de unos 50 metros y cuenta con diversas ramificaciones, en concreto tres tubos que confluyen en su salida al mar, parando el flujo de la corriente de agua para poder iniciar en su interior la búsqueda.

Activado el GEAS, los guardias civiles iniciaron la búsqueda por el interior de los tubos, de escasos centímetros de diámetro y algunos de ellos con abundantes sedimentos sólidos, fango y lodo, provistos de mascarada para evitar la confluencia de posibles gases, trajes especiales y grupos electrógenos de luz.

La búsqueda, en la que también han participado los Bomberos y operarios de la Consejería de Medio Ambiente, ha durado 36 horas, pero finalmente el operativo no ha encontrado a esta persona ni a ningún cuerpo en la zona ni en los tubos de desagüe de aguas fecales, por lo que sostienen que podrían estar con vida y haber salido del lugar por sus propios medios.

Por su parte, el inmigrante que le acompañaba fue interceptado la misma madrugada del martes por la Guardia Civil tras entrar de forma irregular por un lugar catalogado como muy peligroso por la proximidad del mar, la presencia de rocas y las instalaciones allí ubicadas. Se trata de un varón de nacionalidad marroquí, de 26 años de edad, sobre el que pesa una orden de búsqueda, detención y personación de un Juzgado de lo Penal de Granada, así como un señalamiento en vigor de Alemania como extranjero no admisible en territorio Schengen, lo que ha dado lugar a su detención, a espera de la verificación del señalamiento penal en vigor.

La Guardia Civil ha querido agradecer a cuantas personas y organismos han colaborado en las tareas de la búsqueda de la persona presuntamente desaparecida.

Para leer más