Detenido en Melilla un hombre que estafó a 125 personas por gangas que cobraba y luego no enviaba

Actualizado 01/04/2019 23:38:12 CET

MELILLA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un individuo de 33 años de edad como presunto autor de 35 delitos de estafa a 125 personas en diversas ciudades de España, realizados a través de las redes sociales, consistente en la venta de supuestos productos electrónicos como teléfonos móviles a precios muy bajos, por los que exigía el pago por adelantado por giro postal a Marruecos para luego no enviar nada de lo pactado.

Según ha informado este lunes un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, el detenido es un melillense que ha actuado principalmente en tres ciudades: La Línea de la Concepción (Cádiz), Cartagena (Murcia) y Melilla.

La citada fuente ha detallado que la modalidad utilizada para la presunta estafa era siempre el uso de las redes sociales (Facebook, Tuenti, Twitter, WhatsApp, etc), en las que se daba a conocer como propietario de un establecimiento de compraventa de productos electrónicos, principalmente teléfonos móviles, "ofertando los que estuvieran de moda a precios muy bajos".

SUPUESTAS LIQUIDACIONES

El ahora arrestado se ganaba la confianza de los clientes aportando fotos de sus datos personales, cuando se interesaban por los productos que ofrecía, y "alegando cualquier excusa como la supuesta liquidación del negocio" para explicar que los supuestos productos los vendiera a precios tan bajos. Posteriormente, exigía el pago por giro postal a Marruecos, donde él mismo u otra persona los cobraba para después no enviar nada de lo pactado.

A lo largo de los años en que el detenido, presuntamente, llevó a cabo estas estafas, ha llegado a defraudar a más de 125 personas de toda España, contactando personalmente con algunas de ellas para ganarse su confianza.

Las investigaciones han sido realizadas por agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), adscritos a la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Melilla.

Los investigadores le localizaron en la localidad marroquí de Beni Enzar e iniciaron las pesquisas que condujeron a su detención el 27 de marzo.

Finalmente, este individuo, un melillense de 33 años de edad, fue detenido el pasado 27 de marzo en el puesto fronterizo de Farhana cuando pretendía acceder desde Marruecos a Melilla.

Desde su última detención, llevada a cabo en agosto de 2012, precisamente por agentes de la UDEV, este individuo estaba siendo investigado por diferentes requisitorias judiciales de diferentes juzgados de todo el territorio nacional, llegando a acumular hasta 35 por delitos de estafa.

Contador

Para leer más