La diputada del PP por Melilla denuncia "el efecto llamada" del Gobierno de Pedro Sánchez

Publicado 29/12/2018 16:17:38CET

MELILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La diputada nacional del PP por Melilla, María del Carmen Dueñas, ha denunciado "el efecto llamada" que a su juicio supone el Gobierno de Pedro Sánchez tras la última acogida de 300 inmigrantes del barco del buque Open Arms.

María del Carmen Dueñas ha señalado que "en política de inmigración, y como siempre ocurre cuando el PSOE llega al gobierno de España, se está produciendo un efecto llamada" para la inmigración ilegal.

La parlamentaria nacional ha indicado que "ahí están las cifras para demostrarlo: a diario llegan cientos de inmigrantes ilegales a España, del mismo modo que están llegando menores extranjeros no acompañados (MENA) a nuestro país, y en Melilla lo sabemos muy bien".

"Un tema este que --ha afirmado-- nos preocupa mucho y en el que desde el Gobierno de la ciudad se está trabajando a todos los niveles, porque Melilla no puede seguir con casi mil niños acogidos", ha recalcado Dueñas sobre el elevado número de MENA que tiene que acoger la Ciudad Autónoma de Melilla.

"AGUANTAR COMO SEA"

La representante popular ha destacado que "ahora mismo nos encontramos ante la peor oleada de inmigración irregular desde 2006 con la famosa crisis de los cayucos de Zapatero, pero a Sánchez esto, salvo para la foto, parece importarle poco, solo le importa aguantar como sea hasta el 2020, renovando, si es necesario, el pacto de la vergüenza que le permitió llegar a la Moncloa por la puerta de atrás y con una moción de censura avalada por los filoetarras de Bildu, los radicales independentistas catalanes, independentistas vascos, y de la izquierda radical de Podemos".

A juicio de Dueñas, "lo más curioso y llamativo es que, al final, este PSOE de Sánchez, han tenido que hacer lo que siempre les dijimos, esto es, aplicar la Ley de Seguridad Ciudadana, defender a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, coordinarse con la Unión Europea e ir a Marruecos, aunque en esto lamentablemente la gestión en política exterior ha brillado por su ausencia, porque lejos de hablar de lo importante, se dedicaron a hablar de mundiales de fútbol".

Para terminar, ha apuntado que "buena muestra de ello es que concluimos el año sin tener noticia ni solución alguna del cierre acordado por Marruecos de la Aduana Comercial con Melilla, silencio desolador y preocupante que implica --ha reiterado-- o bien la incapacidad para acometer este asunto del Ejecutivo socialista, o que la decisión de Marruecos ya no tiene vuelta atrás".

Contador