El Gobierno de Ceuta pacta promover la consolidación de 334 plazas ocupadas por personal no fijo

Actualizado 29/10/2017 16:31:21 CET

CEUTA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda del Gobierno de Ceuta, Kissy Chandiramani (PP), y los tres sindicatos representativos en la Administración autonómica (UGT, CCOO y CSIF) han firmado un acuerdo para convocar la consolidación de las 334 plazas que ocupa personal no fijo en la Ciudad Autónoma durante los próximos dos años con el objetivo de afrontar su "grave problema de temporalidad" antes de 2020.

El acuerdo, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, se propone promover "la anhelada estabilidad en el empleo en el ejercicio de la facultad de autoorganización que asiste a la Ciudad Autónoma" en el marco del pacto nacional relativo a la mejora del empleo público y a su estabilidad suscrito en marzo por el Ministerio de Hacienda y las mismas centrales.

La consolidación se articulará como "complementaria" a la Oferta Pública de Empleo de la Administración autonómica para este año, que únicamente contempla plazas en la Policía Local y el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) "dada la extraordinaria y urgente necesidad de que se produzcan incorporaciones" en ambos cuerpos.

El Gobierno ceutí y los sindicatos han distinguido tres tipos de plazas en su acuerdo: las de carácter estructural que, estando dotadas presupuestariamente, han estado ocupadas de forma temporal e ininterrumpidamente al menos en los tres años anteriores al 31 de diciembre de 2016; las cubiertas ininterrumpidamente desde antes del 1 de enero de 2005 de manera interina o temporal; y las de personal laboral cubiertas por efectivos "declarados como indefinidos no fijos por sentencia judicial".

Chandiramani ha señalado "la ley" como marco en el que deberán negociarse las bases de las convocatorias, que el Gobierno de Ceuta pretende negociar "en su totalidad" con los sindicatos.

Los representantes de FeSP-UGT en la Mesa de Negociación confían en que la totalidad de las convocatorias de concurso-oposición estén resueltas "antes de finales de 2018", y en que las bases de cada una puedan hacer factible que se hagan con las plazas sus actuales ocupantes.