Publicado 24/12/2020 13:03

Gobierno de Ceuta permite a bares y restaurantes abrir con aforos completos en Nochebuena y Nochevieja

Varias personas en la terraza de un bar tras la apertura de bares y restaurantes de Sevilla, Andalucía, a 18 de diciembre de 2020
Varias personas en la terraza de un bar tras la apertura de bares y restaurantes de Sevilla, Andalucía, a 18 de diciembre de 2020 - MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

CEUTA, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Ceuta ha publicado un Decreto extraordinario con nuevas medidas frente a la Covid-19 durante el periodo navideño en virtud del cual permite "excepcionalmente" a los establecimientos hosteleros abrir con aforos "completos" tanto en Nochebuena como en Nochevieja, jornadas en la que miles de personas se suelen concentrar en las calles de la ciudad
autónoma a partir de mediodía y hasta bien entrada la tarde.

Salvo el 24 y el 31 de diciembre, los establecimientos de restauración deberán limitar su capacidad a un 30% de su aforo máximo autorizado para el consumo en interiores y a un 50% en las terrazas.
El Decreto establece que bares y restaurantes deberán cerrar en Nochebuena y Nochevieja como muy tarde a las 18.00 horas y el resto de días a las 22.30 horas, aunque el 31 de diciembre se permitirá reabrir a las 21.30 para servir cenas hasta las 1.30 horas
de la madrugada.

Los hosteleros estarán obligados a elaborar un listado de comensales "con nombre, apellidos y teléfono de contacto" que deberá ser custodiado y conservado durante un plazo de 10 días a disposición de la autoridad sanitaria para responder a la declaración de
cualquier posible brote de la enfermedad del coronavirus.

La Consejería ha prohibido la instalación de barras al aire libre, así como la colocación de escenarios móviles, las actuaciones de karaoke y "los cantos en directo". También deben permanecer cerradas discotecas, salas de baile, bares de copas y similares con y sin
actuaciones musicales en directo.

Por otro lado, el Ejecutivo local ha acordado permitir la salida de ancianos residentes en centros de mayores hasta el 7 de enero siempre y cuando no hayan tenido síntomas compatibles con la COVID-19 durante las dos últimas semanas y muestren un test negativo realizado durante las últimas 72 horas. A su reingreso se "aconseja" la
realización de una prueba de diagnóstico de infección activa.