Actualizado 23/02/2015 16:09 CET

Intervienen en Melilla furgonetas con más de 6.500 litros de alcohol

Furgonetas con más de 6.500 litros de alcohol en Melilla
Foto: EUROPA PRESS/GUARDIACIVIL

MELILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha detenido en Melilla a cuatro personas con más de 6.500 litros de alcohol etílico en cuatro furgonetas, tres de ellas con matrícula falsa y una dada de baja, que tendrían como destino Marruecos para la "elaboración de droga".

   Según ha informado este lunes un portavoz de la Comandancia de Melilla, los hechos se han producido sobre las 06,30 horas del sábado en diversos puntos de la ciudad, cuando patrullas de Seguridad Ciudadana del Instituto Armado se apercibieron de diversas maniobras realizadas por furgonetas, que despertaron las sospechas de los agentes actuantes, estableciéndose los dispositivos necesarios para coordinar la neutralización y fiscalización de las mismas y su contenido.

   De esta forma, la primera de las actuaciones se dio en las inmediaciones del antiguo Cuartel de Valenzuela, próximo a la Aduana de Beni-Enzar, lugar donde una de las patrullas se apercibió de la presencia de cuatro furgonetas estacionadas junto a un turismo, que al apercibirse de la presencia policial, intentaron abandonar el lugar,  "logrando la retención y fiscalización de dos de ellas, comprobándose que en su interior, de forma oculta, portaban gran cantidad de garrafas de alcohol", ha explicado el portavoz.

   De forma simultánea, otra patrulla se percató de la presencia de otra furgoneta en las inmediaciones de la calle General Villalba, que circulaba "a gran velocidad y con exceso de carga", interceptándose la misma, y comprobando como en su interior, también de forma oculta, iba completamente cargada con "garrafas de alcohol".

   La última actuación se dio al mismo tiempo en el centro de la ciudad, al apreciar otra patrulla "unas garrafas de alcohol", en medio de la calzada, y a una furgoneta a cierta distancia, que al apercibirse de la presencia policial emprendió veloz huida, siendo interceptada tras su persecución y su conductor, que se había apeado, "intentando desprenderse de las llaves del vehículo", arrojándolas al suelo.

260 GARRAFAS DE 25 LITROS

   Trasladadas todas las furgonetas a la Comandancia y fiscalizado  su interior, los agentes comprobaron que todas ellas iban completamente cargadas de "garrafas de alcohol etílico de 96º", un total de 260 garrafas de 25 litros cada una de ellas, lo que alcanza la cantidad de 6.500 litros, "siendo esta intervención la más importante de los últimos años, en función de la cantidad incautada", ha subrayado el portavoz policial.

   La citada fuente ha explicado que el alcohol etílico es una materia legal utilizada para diversos fines, "pero su fiscalización es de especial sensibilidad por tratarte también de un precursor para la elaboración de sustancias ilícitas, en concreto para la elaboración de drogas".

   Las furgonetas donde se localizó la mercancía circulaban con matrículas nacionales, y analizada la documentación, la Guardia Civil comprobó que tres de ellas portaban matrículas falsas, y la otra se encontraba dada de baja para la circulación.

   Estos hechos han dado lugar a la instrucción por parte del Instituto Armado de diligencias por supuestos delitos de riesgo, al circular los vehículos con material muy inflamable en su interior careciendo de las medidas de seguridad que contempla el Reglamento de Transportes, de la habilitación que requieren sus conductores, así como  hacerlo a gran velocidad y con exceso de carga en casco urbano, "lo que potencia el peligro de riesgo ante cualquier contingencia del tráfico, y también por falsificación de documentos públicos, al circular tres de la furgonetas interceptadas con matrículas falsas".

Para leer más