Podemos Melilla rechaza un cambio de ley para considerar a los MENA "migrantes precoces económicos"

Publicado 15/12/2018 16:07:10CET

MELILLA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Podemos Melilla no está de acuerdo con el planteamiento de los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Vivas (PP) y Juan José Imbroda (PP) respectivamente, de cambiar la legislación para dar a los menores que llegan solos a ambas ciudades, los conocidos como menores extranjeros no acompañados (MENA), el tratamiento de "migrantes precoces económicos".

"Los niños son niños y, como establece claramente la ley del menor, siempre debe anteponerse esta circunstancia a la condición de migrante", ha aseverado la secretaria general del partido a nivel local, Gema Aguilar.

Según ha subrayado, es una "grave irresponsabilidad" que se reclamen tratos distintos para los menores en función de su origen. Además, la dirigente del partido morado ha considerado que tanto el presidente de Melilla como el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura (PP), simplifican en exceso al afirmar que casi todos los menores vienen a España únicamente por cuestiones económicas.

Aguilar ha apuntado que los niños marroquíes que cruzan la frontera sin estar acompañados de adultos pueden hacerlo por varios motivos, y que estos deberían analizarse en cada caso de manera individualizada. "Cómo son sus vidas en Marruecos, cómo son sus familias en el caso de que las tengan, cuáles son sus preocupaciones, o si vienen huyendo de algo son algunas de las razones que habría que estudiar", ha incidido la dirigente de Podemos.

Lo que llama la atención de Podemos es que tanto Imbroda como Ventura incidan una y otra vez en que la ciudad se encuentra desbordada ante la llegada de menores, pese al elevado presupuesto que administra el gobierno local para la acogida de estos niños. "El año que viene gestionará casi 15 millones de euros, además de recibir una partida de 1,3 millones del Ejecutivo central", ha recordado Aguilar.

Por todo ello, desde Podemos consideran que los dirigentes de la Ciudad deben dejar de responsabilizar públicamente a estos menores de los problemas que atraviesa Melilla. "Se han convertido en el chivo expiatorio para culpabilizarlos de casi todo, y esto es una irresponsabilidad muy grave, al igual que lo es difundir que no deben ser vistos ni tratados como niños, sino como migrantes", ha concluido Gema Aguilar.