Precintado el Palacio de la Asamblea de Melilla por las grietas provocadas por el terremoto

Palacio de la Asamblea de Melilla
EUROPA PRESS/112
Actualizado 25/01/2016 20:38:55 CET

La sede del Gobierno de Melilla ha sufrido daños que han llevado este lunes a paralizar la actividad de varias dependencias oficiales

   MELILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los empleados de la Ciudad Autónoma de Melilla que desarrollan su trabajo en el Palacio de la Asamblea no han podido acceder este lunes al interior de este céntrico edificio situado en la Plaza de España, al ser precintado por la Policía Local por las grietas aparecidas en su interior así como en las dos torretas que la coronan, como consecuencia del terremoto de fuerza 6,3 en la escala Richter que ha tenido lugar a las 05,22 horas con epicentro al sur del Mar de Alborán y sus posteriores réplicas.

   Según han informado a Europa Press fuentes de la Ciudad Autónoma, estas incidencias podrían obligar a prolongar esta situación durante "algunos días" hasta evaluar los daños en el edificio que alberga el Gobierno de Melilla y dependencias de varias de sus consejerías, así como los grupos parlamentarios que conforman la Asamblea (PP, CPM, PSOE, C's y PPL) y los sindicatos con representación en la Junta de Personal (UGT, CCOO, CSIF y Unión Sindicato de Trabajadores de Melilla).

   Los técnicos tendrán que estudiar la situación de este edificio construido en el año 1948 para ver el alcance de las grietas y proceder a su arreglo, principalmente en las torres que coronan el Palacio de la Asamblea y que podría llevar a derribar de una de ellas, para su reparación completa.
Mientras tanto, este lunes la actividad de varias dependencias oficiales ha estado paralizado ya que la Policía Local ha precintado el edificio principal de la Ciudad Autónoma Melilla.

   En este sentido, un Consejo de Gobierno que se ha celebrado este lunes para tratar de forma monográfica las consecuencias del terremoto en Melilla, que se han saldado con 26 personas heridas leves y daños en edificios, casas y vehículos, se ha tenido que desarrollar en la Delegación del Gobierno.