Actualizado 21/01/2016 16:56 CET

Un terremoto en Melilla daña un edificio y una casa

MELILLA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El terremoto que se ha registrado a las 14.47 horas con epicentro en sur del Mar de Alborán, entre Alhucemas y Melilla, con una magnitud 4,9 en la escala Richter, se ha sentido con fuerza en la ciudad española del Norte de África, tanto en casas bajas como sobre todo en edificios altos, donde el movimiento de lámparas y parte del mobiliario ha sido frecuente.

   Según han informado a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Melilla, sólo ha habido que lamentar daños materiales, pero en ningún caso personales, en las dos llamadas que han recibido con motivo de este seísmo.

   Así han indicado que una de las llamadas ha procedido de uno de los edificios de Averroes por una grieta en la fachada, justo en el lugar donde hace unos meses se cayó el revestimiento de la fachada por un supuesto fallo de construcción en estas viviendas de protección oficial de la Ciudad Autónoma.

   Según han explicado, la grieta ha aumentado de tamaño pero sin mayores consecuencias porque "la zona ya estaba vallada" desde que se produjo el problema en la urbanización.

   La otra llamada de emergencia ha llegado desde una vivienda de la calle O'Donnel, en pleno centro de Melilla, por unos problemas en el techo de una casa como consecuencia del temblor, que ha hecho caer algunos cascotes.

   Por último, han tenido que intervenir en un accidente de tráfico que se produjo justo en el momento del seísmo entre dos vehículos, con una conductora herida, aunque no tuvieron que actuar porque la mujer no quedó enclaustrada en el automóvil.

   Los melillenses este jueves no hablan de otra cosa que del terremoto y cómo lo han sentido, tanto en las conversaciones de calle y en el hogar, como en las redes sociales.