Actualizado 06/08/2010 13:00 CET

Julia Roberts, no a la cirugía estética

La actriz Julia Roberts en la revista 'Elle'
ELLE

LOS ANGELES, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Julia Roberts es considerada una de las actrices más atractivas de todo Hollywood y, a pesar de ello, no tiene ningún miedo al paso de los años. La protagonista de 'Pretty Woman' no es la típica obsesionada con su físico que reniega de envejecer, sino más bien lo contrario. Ella se lo toma todo como un proceso natural en el que, por fuerza, tiene que haber cambios.

"Quiero que mis hijos sepan cuándo estoy cabreada, cuándo estoy feliz y cuándo estoy desconcertada", expresó Julia, de 42 años, a la revista 'Elle' en su último número de septiembre, en el que aparece radiante, como siempre, en la portada.

"Tu cara cuenta una historia y no tendría que ser la historia de tu visita a la consulta del doctor", añadió la actriz. "Es desafortunado que vivamos en una sociedad que tiene tanto pánico donde las mujeres ni siquiera se dan una oportunidad para ver cómo serán cuando se hagan mayores", dijo Roberts bastante indignada con el tema de las operaciones de estética.

Cambiando de tema y siguiendo con la entrevista, Julia se sinceró acerca de lo que supuso para ella trabajar en las películas de 'Ocean's', rodeada de los atractivos George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon y Andy Garcia.

"¡Esos chicos!. Yo era la única chica allí", empezó contando. "Un día, George Clooney puso en la puerta de mi camerino esas enormes macetas con árboles para que no pudiera salir a trabajar. Me enorgullezco de ser una persona muy puntual", terminó explicando Julia a modo de anécdota para la revista 'Elle'.