Actualizado 30/10/2020 17:59 CET

¿Estás pensando hacerte un trasplante de pelo? Te damos las claves de cómo y dónde te lo puedes hacer

Man combing hair in bathroom
Man combing hair in bathroom - GEORGE MARKS/RETROFILE/GETTY IMAGES - Archivo

   MADRID, 30 Oct. (CHANCE) -

   La caída de pelo es cada vez más precoz sobre todo por factores como el estrés o la ansiedad que están presentes constantemente en la sociedad. Aunque lo normal es perder el cabello entre los 60 y 80 años, muchos comienzan esta pérdida a los 20 años. La alopecia es uno de los mayores complejos del sector masculino y son muchos los que piensan en realizarse un injerto capilar. ¡Que no te tomen el pelo! En Clínicas Dorsia utilizamos las técnicas más innovadoras para conseguir los resultados más naturales y definitivos.

   En primer lugar, el procedimiento FUE -Follicular Unit Excision- una técnica de microinjerto capilar que se realiza a través de una cirugía que utiliza el punch, una aguja que se introduce donde está el folículo y lo extrae junto al tejido. Una vez extraídos, nuestros profesionales capilares seleccionan aquellos óptimos para el trasplante. Después, se pasan a la zona donante y el pelo extraído sigue conservando sus características originales, es decir: no presenta la sensibilidad a las hormonas que el pelo que se ha caído.

El paciente ideal para la técnica FUE es aquel que tiene zonas con poco cabello muy concretas, tiene alopecia androgenética o calvicie común. También pacientes que tengan alopecia en zonas cicatrizadas, marcas de nacimiento o quemaduras. Este procedimiento no deja cicatrices, prácticamente es indoloro gracias a la anestesia y la recuperación es muy rápida al no tratarse de una técnica invasiva. Además, es una intervención con bajo riesgo de complicaciones.

   Por otro lado tenemos la técnica FUSS -Follicular Unit Strip Surgery-, un procedimiento de trasplante capilar con el que se obtienen resultados muy naturales y definitivos. Esta técnica de microinjertos consiste en extraer una tira de cuero cabelludo de la parte posterior de la cabeza. Esta tira tiene un grosor de unos 2 centímetros y va de lado a lado de la nuca.

   La técnica FUSS necesita extraer una parte del cuero cabelludo, sin embargo, se deja una cicatriz horizontal mínima. El especialista capilar separa los folículos que luego van a ser implantados en grupos de 1, 2 o 3-4. Esto es importante ya que al diseñar la forma final del cabello la primera línea irá con folículos en grupos de uno, de esta forma el resultado es muy natural. Además, se tienen en cuenta las facciones de cada persona para hacer el dibujo en la zona receptora. Este procedimiento está pensado para hombres con alopecia, calvicie o pérdida de pelo avanzada, gracias al procedimiento se pueden hacer sesiones de hasta unos 4.000 injertos que equivalen a unos 10.000 cabellos

   El pelo es una característica individual de cada persona por lo que nos adaptamos a las necesidades de nuestros pacientes teniendo en cuenta la geometría facial de cada persona. El diseño de implantación se realiza en consulta. Es uno de los procesos más importantes a la hora de realizar un microinjerto, ya que con él se da forma a un rostro.

   Otro de los problemas que nos puede afectar es la época otoñal, la estación más bucólica, que nos trae cada año un temido incremento de la pérdida del cabello. Lo que nuestros expertos recomiendan para este tiempo es buscar los productos de higiene que se adecuen a nuestro cabello, ingerir alimentos ricos en vitaminas B6 y B12. Además, debemos tener en cuenta los avances en medicina estética han desarrollado tratamientos altamente eficientes para el cuidado del cabello, como la estimulación con plasma rico en plaquetas o la mesoterapia capilar con vitaminas Hair Care.

   La bioestimulación capilar mediante Plasma Rico en Plaquetas se basa en microinyecciones prácticamente indoloras en el cuero cabelludo para estimular la regeneración de los tejidos. Y la mesoterapia capilar en un tratamiento que se realiza en sesiones de unos 30 minutos aproximadamente. El tratamiento con Haircare, consiste en la infiltración de vitaminas directamente en la raíz folicular, con finalidad preventiva o correctora, estimulando el crecimiento del cabello. Si no tenemos claro si la perdida de cabello que sufrimos se debe a una alopecia, a una caída estacional o a otras causas, podemos acudir a una de sus clínicas.

Para leer más