La piel perdona, pero no olvida. ¿Por qué aparecen las manchas solares y cómo combatirlas?

La prevención es fundamental para luchar contra las manchas solares
La prevención es fundamental para luchar contra las manchas solares - CORTESÍA

Actualizado: martes, 27 junio 2023 9:37

   MADRID, 27 Jun. (CHANCE) -

   ¿Sabías que la piel tiene memoria y lo que la hayas castigado en el pasado tendrá sus consecuencias en el futuro? Y es que aunque no seamos conscientes, el sol siempre deja huella; en muchas ocasiones una huella silenciosa, pero en otra tantas hace su aparición estelar en forma de mancha.

  Las incómodas y molestas manchas solares -que en ocasiones nos limitan y nos acomplejan más de lo que nos gustaría admitir- se hacen especialmente evidentes con la suma de horas de sol acumuladas en nuestro cuerpo. Y no solamente con el paso del tiempo: “No es únicamente una cuestión de edad, sino de sol al que se ha expuesto una piel. De hecho, las manchas pueden aparecer de forma muy prematura en personas jóvenes que se exponen en exceso a la radiación solar” explica la facialista Esther Moreno, de EM Studio.

MANCHAS SOLARES, ¿POR QUÉ SE PRODUCEN?

   Las manchas solares son zonas hiperpigmentadas que se producen debido a la acumulación de melanina, que es el pigmento que da color a nuestra piel y protege, no solo a la piel sino también a nuestro organismo, de la acción de la radiación ultravioleta.

   Las manchas se producen principalmente por un exceso de sobreexposición al sol, sobre todo en personas que han abusado de él, “pero también pueden aparecer por la ingesta de medicamentos que sean fotosensibilizantes, por factores hormonales y por lesiones recientes que tengamos en la piel, si la exponemos a la radiación solar, sin la adecuada fotoprotección”, afirma la experta.

Existen diferentes tipos de manchas solares

TIPOS DE MANCHAS SOLARES

   Existen diferentes tipos de hiperpigmentación de la piel como resultado de la exposición solar. Las más comunes son el melasma, los lentigos solares y las cicatrices hiperpigmentadas.

   La hiperpigmentación de la piel conocida como melasma, señala Esther Moreno: “se produce sobre todo en mujeres y es fruto de la acción hormonal y el sol”. Es por eso por lo que en los meses en los que la exposición a la radiación solar, este tipo de mancha se intensifica, tornándose mucho más evidente. “Las zonas más habituales son aquellas en las que el sol incide más de manera natural: la frente, el labio superior y las mejillas”, añade.

   Los lentigos solares se diferencian, según la facialista, “porque son lesiones que generalmente tienen un color amarronado, aunque en algunos casos pueden llegar a ser casi negros, su textura es rugosa y tienen una sobreelevación (relieve) con respecto a la piel”. Además suelen aparecen en las zonas de la piel que han sufrido más acumulación de exposición al solar durante años. “Son comunes en el rostro, el dorso de las manos, el escote y los brazos”, explica.

   También está la categoría de cicatrices hiperpigmentadas, a la que prestamos menos atención. ¿Por qué se producen? Esther Moreno explica que “ante una cicatriz o marca post-inflamatoria, el objetivo de la piel es regenerarse. Si durante este proceso no la ayudamos y la protegemos bien del sol, esa cicatriz o lesión post-inflamatoria puede sufrir una hiperpigmentación”. Esta hiperpigmentación puede ir desde el rosa, el rojo y el marrón hasta el negro, dependiendo del fototipo de cada piel, su estado y de la intensidad a la que expongamos la piel a la radiación solar.

¿CÓMO EVITAR LA APARICIÓN DE MANCHAS?

   Parece una obviedad, pero “lo más eficaz, además de sencillo, es protegernos del sol adecuadamente todos los días del año, no solo en verano”. Aunque es cierto que durante los meses de más sol de debe extremar la protección, “es indispensable, imprescindible e indiscutible si queremos prevenir y tratar la manchas, pero no sólo por estética, sino por salud”.

   Como explica la facialista, mejor prevenir, pero si estamos en el punto de curar, hay algunos ingredientes activos que te pueden ayudar con ello. Eso sí, “es importante que acudas a un profesional de la piel para ver el tipo de mancha y los productos o tratamientos indicados en cada caso”. Aclarado esto, descubre algunos de los ingredientes que debería tener tus cosméticos si lo que buscas es reducir la pigmentación de tus manchas:

   Ácido kójico: deriva de un hongo llamado Aspergillus oryzae y se utiliza para inhibir la producción de melanina, por lo que ayuda a reducir las manchas y aclarar la piel.

   Ácido azelaico: ayuda a reducir la producción de melanina y aclarar la piel. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, lo que lo hace útil para tratar el acné y las manchas relacionadas con la hiperpigmentación postinflamatoria.

   Vitamina C: En contra de lo que muchas gente piensa, la vitamina C es un antioxidante poderoso que ayuda a inhibir la producción de melanina y a aclarar las manchas solares. Por otro lado, tiene propiedades antioxidantes que protegen la piel contra el daño de los radicales libres causados por la exposición al sol.

   Arbutina: Se trata de un derivado de la hidroquinona que actúa inhibiendo la enzima tirosinasa, necesaria para la producción de melanina. De forma que ayuda a aclarar las manchas y a unificar el tono de la piel.