Actualizado 13/05/2021 11:44 CET

Éstos son los mejores tratamientos de las 'celebs' para afinar y adelgazar su rostro

Liposución y bichetomía son los dos tratamientos plásticos más demandados para lograr una cara más afinada y delgada
Liposución y bichetomía son los dos tratamientos plásticos más demandados para lograr una cara más afinada y delgada - CORTESÍA SM CONTENT STUDIO

   MADRID, 13 May. (CHANCE) -

   Ya sea por herencia, por genética o por sobrepeso, algunas personas tienen el rostro muy redondeado. Sin embargo, la cirugía estética pone a nuestro servicio diferentes tratamientos, a los que han sucumbido muchos rostros conocidos de nuestro país, como Rocío Flores o Anabel Pantoja entre otras, para afinar la cara y que resulte más atractiva.

   De la mano de la doctora Gema Pérez Sevilla - cirujana maxilofacial - os desvelamos los dos tratamientos estrella para adelgazar y afinar el rostro y lucir los pómulos pronunciados con los que tantas soñamos: Bichetomía o liposucción. Y estas son sus diferencias.

     Una cara muy redondeada suele ser consecuencia de la genética, bien porque hay mucha grasa bajo la piel o bien porque hay una prominencia de la grasa profunda de Bichat. En estos casos tenemos dos tipos de tratamientos: si el abultamiento de la cara es a nivel del tercio inferior, suele deberse a un exceso de grasa de Bichat, en este caso podemos realizar una bichectomía. En los casos en los que la prominencia de volúmenes se debe a un acúmulo de grasa por debajo de la piel recomendamos una liposucción de la zona media de la cara que, con frecuencia, asociamos a una liposucción de papada submental.

Bichectomía

   Es un procedimiento que elimina las denominadas bolas de Bichat, para disminuir el volumen de las mejillas y resaltar los pómulos. Se realiza mediante anestesia local y asistida por láser, lo que disminuye el sangrado y acelera la recuperación, ya que evita que la zona se inflame tanto como con la técnica convencional. Se realiza una incisión en la parte posterior de la mejilla, junto a los últimos molares del maxilar superior, y la grasa protuye resecándose con el láser de CO2 con el mínimo traumatismo. Se sutura la zona con puntos reabsorbibles que no hay que retirar posteriormente. Pasados 5-6 días se puede hacer vida normal. Los resultados son visibles a partir del primer mes, pero los definitivos no se ven hasta pasados 4-5 meses. ¿Su precio? Entre 1.800 y 2.600 euros.

Liposucción

   Es un procedimiento que se puede realizar con anestesia local o con anestesia local y sedación. Consiste en introducir cánulas por debajo de la piel, a través dos puntos (debajo del lóbulo de la oreja y debajo del mentón), de 2-3 milímetros, para eliminar la grasa que hay entre la piel y la musculatura. La intervención dura 20 minutos y después se coloca una banda elástica que comprime el tejido para reducir la inflamación, que no haya sangrado y que los tejidos se adhieran. A partir del 5º día la inflamación cede y se puede hacer vida social. El resultado se empiece a ver desde el primer mes y se hace mucho más evidente a partir del tercer mes. A través de la liposucción facial se puede abordar tanto la zona de la mejilla, como la de la papada, que es más frecuente, para eliminar la grasa que hay entre la piel y el músculo. De esta manera conseguimos afinar el rostro. ¿Su precio? A partir de 1500 euros.

Para leer más