Actualizado 09/11/2014 09:44 CET

Lady Gaga arrasa y abraza literalmente Barcelona: "I love you"

SUNRISE, FL - MAY 04:  Lady Gaga performs onstage during
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 9 Nov. (CHANCE) -

   Y llegó el gran momento de saber que nos tenía preparados Lady Gaga bajo la manga en su #artRAVE The ARTPOP Ball Tour, el cual se celebró por todo lo alto en el Palau Sant Jordi de Barcelona. La ciudad y todos sus 'little monsters' españoles cayeron rendidos ante una todopoderosa Lady Gaga y viceversa. La neoyorquina no pudo evitar emocionarse al ver la buena acogida que tiene en nuestro país.

   El tema que da nombre a su último álbum, ARTPOP, fue el primero en sonar en esta fiesta -algo más batata ya que apenas contaba con un exagerado decorado como en anteriores giras- que se convirtió en una noche mágica no solo para los fans de Gaga, sino para ella misma que vio como en España y en Barcelona es muy, pero que muy querida.

'ABRAZANDO' A SUS FANS... QUE NO PUDIERON AGUANTAR LA EMOCIÓN

   En uno de los temas, Lady Gaga no pudo evitar ser toda una superestrella de rock y como si de una gran leyenda se tratase, la neoyorquina no dudó en lanzarse al público para bañarse en la cantidad de seguidores que tenía a sus pies. Incluso algunos de ellos no pudieron aguantar tanta emoción que tuvieron que ser atendidos, pero sin daños apenas graves.

   Abrazó a sus fans, quiso tocarlos, mirarlos, agradecerles lo mucho que ha conseguido gracias a ellos. No paró de repetir un sentido "I Love You" hacia todos ellos. Su mensaje de igualdad, sigue permaneciendo en cada speech que lanza a la hora de hablar a sus 'monstruitos' que tiene en frente. No sabemos si lanzando un mensaje de gran unidad, tampoco quiso dejar de repetir que todos somos uno, el mundo ¿sabría ella lo que ocurre con el tema de la independencia?

   El escenario, como decimos, estuvo cargado de iluminación, una gran pantalla donde proyectaba su videoarte o la enfocaban a ella misma. Lásers, un cuerpo de bailarines que sigue estando a la altura de cualquier show que la Germanota se le ponga por delante, pero quizás parco en escenografía, que como decimos, lo solventó con su música, sus grandes ganas de entretener al público -embobado como si fuera ella la flautista de Hamelin- y sobre todo, su presencia.

   El gran Palau Sant Jordi no fue para nada intimidatorio para Lady Gaga que se lo comió con patatas y puso al público en pie. Ese que como ella misma decía que "no olvidará" y que tendrá guardado en el corazón al igual que la Ciudad Condal, de la cual ha dicho que "la tendrá en cuenta para la inspiración en su próximo álbum".

LA TIERNA CARTA DE UN LITTLE MONSTER QUE SUPERÓ LA BULIMIA AL IGUAL QUE ELLA

   A destacar este gran momento en el que, de los miles de objetos que le lanzaban al escenario, se quedó con una carta que la leyó en voz alta. Trataba sobre Sergi, un joven de 19 años de edad que gracias a ella, habría superado sus grandes problemas con los trastornos alimenticios como la bulimia -enfermedad que ella también pareció- y la anorexia. Una carta que conmovió a Lady Gaga y que hizo que subiera el propio protagonista para compartir quizá uno de los momentos que no olvide en la vida y que se le habrá quedado grabado a fuego en su memoria.

   Sus éxitos como Bad Romance, Poker Face, Just Dance, Alejandro o Telephone sonaron con los nuevos temas como Venus -haciendo florecer su escenario con flores de otro planeta- Donatella, Swine, G.U.Y., Do What U Want, MANiCURE, Sexx Dreams. Estuvo tan su salsa que hasta incluso no dudó en tomar unos cuantos sorbos de una cerveza.

   El show lo amenizó con un gran momento de relax gracias a los temas Yoü & I y el dedicado a sus fans, Dope, tuvo un homenaje a su queridísimo amigo Tony Bennett, con el que ha creado un álbum de jazz interpretando el tema Bang Bang (My Baby Shot Me Down) y como no, aplaudió al público con su tema Applause. Sin duda un concierto hecho para sus fans, esos que son los que realmente le dan de comer.