Actualizado 19/10/2015 18:50 CET

Renée Zellweger feliz con la tercera entrega de Bridget Jones

   MADRID, 19 Oct. (CHANCE) -

   Renée Zellweger habla sobre Bridget Jones. La actriz de 46 años confesó estar atravesando un buen momento profesional y personal, durante un evento celebrado en Los Ángeles en apoyo a la publicista Nanci Ryder, diagnosticada recientemente de ELA.

   Además, la oscarizada intérprete comentó lo agradable que ha sido volver a meterse en la piel del personaje de la editora literaria después de los once años transcurridos desde el estreno de la segunda parte. “Es realmente un buen reencuentro con viejos amigos. Siempre es maravilloso estar de vuelta en Londres y me encanta este personaje, así que ha sido un verdadero placer revisitarlo de nuevo”, destacaba la estrella cinematográfica, que estuvo acompañada además por Reese Whiterspoon, entre otras celebridades de Hollywood.

LA ACTRIZ ACABA DE REGRESAR DE LONDRES DONDE ACABA DE CONCLUIR EL RODAJE DE LA TERCERA ENTREGA DE LA COMEDIA ROMÁNTICA

   El rodaje de la comedia romántica contó una vez más con Colin Firth, en el papel del marido de la protagonista, Mark Darcy, y con la incorporación de Patrick Dempsey, cuyo personaje se guarda a buen recaudo para sorprender a los seguidores de la saga. Hace pocos días veíamos unas imágenes de Renée con un suéter abultado y sujetando un iPad, colgadas en el Facebook de la compañía Working Title Films. Hay que recordar que la tercera cinta, que no se estrenará hasta 2016, estará centrada en la maternidad de la pareja protagonista.

   Lo que es seguro que es que los cambios físicos de la actriz serán evidentes, y no solo por la transformación física que supone para su rol tener un bebé, también podremos comprobar en pantalla las múltiples cirugías a las que se ha sometido Zellweger y que nos dejaron perplejos a principios de año. Costaba encontrar los rasgos distintivos de su rostro, aunque como ella misma admitió a People estaba encantada con que la gente la viera diferente. ¡Y tanto, casi irreconocible!

Para leer más