Publicado 05/08/2021 12:29CET

¿Café frío para combatir la ola de calor e hidratarnos de paso que nos refrescamos? ¡Rotundamente sí!

Archivo - El consumo de café frío está cada vez más en alza
Archivo - El consumo de café frío está cada vez más en alza - GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 5 Ago. (CHANCE) -

   En pleno agosto y con un calor sofocante en buena parte del país, las bebidas frías toman el protagonismo. Para los amantes del café - que se suele asociar con el frío y entrar en calor - tomarlo frío también es una buena forma de disfrutar de su increíble sabor y combatir las altas temperaturas. Y es que, aunque los refrescos o los granizados gozan de gran popularidad en verano, un café frío o con hielo - tanto solo como con leche - puede resultar de lo más refrescante, además de tener ciertas propiedades desconocidas que os desvelamos de la mano de Kaiku Caffè Latte:

   - Hidrata en profundidad. El café frío es una fuente de hidratación extra por sus propiedades similares a las del agua, por lo que se convierte en una alternativa a los refrescos convencionales cuando el calor aprieta.

   - Potencia su aroma y sabor. El café frío conserva todas las notas del café y permite que los más exigentes de esta bebida aprecien su aroma y sabor de forma más intensa.

   - Aporte de energía. El café frío conserva su poder de activación y aporte de energía en los momentos de somnolencia que el café caliente. Además, es un buen antioxidante.

   - Adiós a la acidez. El café en frío cuenta con menos acidez que su versión caliente. Por ello, sienta mejor al cuerpo y a su digestión, en el caso de tomarlo después de comer, y prescinde de la sensación de quemazón que se experimenta al beberlo muy caliente.