Publicado 24/12/2022 08:59

Los mejores trucos y consejos para comer de manera saludable esta Navidad

Archivo - Cena navideña
Archivo - Cena navideña - CORTESÍA DE NUTRITIENDA - Archivo

   MADRID, 24 Dic. (CHANCE) -

   Comer saludable y exquisito es una combinación posible en cualquier época del año, y en Navidad más. No está reñido lo bueno con lo recomendable. El 80 % de los españoles no come saludable durante esta época del año, ya que, además de los “días señalados” se cometen excesos muchos más días, ya que hay cenas con amigos, de empresa y muchos más dulces y “antojos” en los hogares. Estos cambios en los hábitos alimenticios, los horarios, la disminución de las horas de sueño, la falta de ejercicio y abusar de ciertos alimentos, son las principales causas de los desajustes y problemas de salud en estas fechas.

   Un menú saludable es compatible en estas fiestas, en la mesa puede haber de todo, pero debe primar aquello más conveniente. Menos grasas, más verduras, pocas salsas, más pescado y menos carne roja. Son fechas en las que uno se siente más hinchado, se sufren malas digestiones y dolores de estómago, pero esto se puede evitar teniendo un poco de cuidado.

   Para ello, te damos unas pautas para elaborar un menú saludable y unos trucos para mejorar las digestiones de la mano de Nutritienda.com, la empresa online líder en productos salud y belleza:

   Servir siempre ensaladas y verduras

   En toda cena o comida es conveniente empezar con ensaladas para ir saciando y acompañar siempre las carnes o pescados con verduras que ocupen la mitad del plato.

Huir de los fritos

   Cocinar siempre asado mejor que frito, el horno puede ser nuestro mejor aliado. Si se quiere acompañar cualquier plato con unas patatas, estas deberían ser siempre asadas y no fritas.

Aderezar con aceite de oliva virgen extra

   Aderezar siempre con aceite de oliva virgen extra, vinagre o limón, evitando así usar salsas, y si el plato lo requiriese hacer la salsa con yogur.

El pan siempre debe ser integral

   El pan siempre debe ser integral, se pueden poner panes de distintos cereales para que haya para todos los gustos, pueden ser de centeno, espelta, avena, maíz. El pan integral aporta fibra, es fuente de vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, selenio, hierro, fósforo y zinc. El pan tiene cabida en los menús navideños siempre que sea de buena calidad y en proporción, consumirlo puede ayudar a saciarnos y llegar con menos hambre al postre y, de esta forma, comer menos cosas “insanas”.

   Servir agua abundante

   Si combinamos agua con otras bebidas menos saludables conseguiremos beber menos alcohol, hay que intentar evitarlo porque es uno de los mayores problemas en estas fechas.

   Tomar alimentos típicos de estas fechas, pero saludables

   También se puede disfrutar de los alimentos típicos de estas fechas, pero que sean saludables, como puede ser las gambas, camarones o langostinos que tienen proteínas, pocas calorías y son bajos en grasas. La calabaza es una buena guarnición ya que aporta pocas calorías y grasas y es fuente de vitamina C y carotenoides. El pavo es bajo en grasa y aporta menos calorías que otro tipo de carnes, ya que posee un 75 % de agua y es fuente de minerales (como el zinc y el selenio) y vitaminas (como por ejemplo, la B12). El salmón y el atún son fuente de grasas poliinsaturadas. Consumir 250 mg de ácidos grasos poliinsaturados como el DHA y el EPA es muy bueno para la salud, ya que promueve el funcionamiento normal del cerebro y del corazón.

   Los frutos secos son los mejores aliados

   Los frutos secos son nuestros mejores aliados en estas fechas ya que se pueden usar tanto en postres como en aperitivos. Son saciantes y poseen multitud de beneficios, por ejemplo, las nueces son fuente de ácidos grasos Omega-3, fibra, y de nutrientes esenciales como la vitamina B y minerales como potasio, hierro y fósforo.

   Poner frutas atractivas en los postres

   No hay que abusar de los bombones, turrones, mazapanes y demás dulces navideños, en su lugar habría que poner frutas atractivas en los postres, mucho mejores para nuestra salud. Por ejemplo, una copa de fresas con yogur acompañada de cacao puro, galletas navideñas hechas de “ingredientes de calidad y nutritivos”, una tarta de zanahoria con harina integral, o un batido de frutas.

   Cómo no comer tanto

   Existen una serie de trucos para no comer tanto, como por ejemplo, usar platos más pequeños y servirse varias veces, esto limita las cantidades más fácilmente que si se utilizan platos de gran tamaño. En el caso de que haya bufé es preferible sentarse lejos de la oferta de platos y no ponerse los dulces muy cerca para tener que levantarse a por ellos. Una vez que estemos satisfechos, conviene lavarse los dientes, si se puede, inmediatamente, para evitar caer de nuevo en la tentación.