Actualizado 13/01/2016 20:20 CET

Alex de Lequio y su gran capacidad para reírse de sí mismo

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Su madre es una de las famosas más mediáticas del panorama de la prensa del corazón en España. Se trata de Ana Obregón, la cual no paraba de protagonizar portadas en el papel couché cuando salía a la palestra su relación con el Conde Lequio, Alessandro Lequio. A partir de entonces se labraría una archienemiga (ahora amiguísima) y también nacía su hijo y su alegría, Álex Lequio.

   Desde pequeñín, Álex Lequio siempre ha dado mucho de qué hablar en sus apariciones con la prensa, al lado de su madre. ¿Quién no recuerda aquella vez que intentó comerse un micrófono? Mucho ha pasado desde entonces y hemos podido ver la evolución de un joven que sin duda ha madurado.

   Su relación con los micrófonos ya es muy diferente, pues en el pasado 2015 ya hacía sus primeras apariciones con la prensa como un personaje más, y sin tener reparos con los reporteros. "Ese vídeo es la época cuando te están creciendo los dientes y claro no había merendado aquella tarde", afirmaba.

   "Cuando eres pequeño no puedes llegar a concebir la repercusión que puede tener una acción tuya y con tres años cuando te están saliendo los dientes lo normal es morderlo supongo", añadía. Sin duda, la capacidad de reírse de sí mismo es asombrosa y también el haber superado su mala relación con ese objeto que de pequeño, para que negarlo, no aguantaba.    

Previa YoutubeCargando el vídeo....

  

ALEX LEQUIO: "AUNQUE PAREZCA QUE NO, LOS MICROS SON MUY SABROSOS, HE TARDADO 23 AÑOS EN DIGERIRLOS, PERO ESTABAN MUY BUENOS"

   No obstante, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio incluso ha tenido sus pinitos en el beat box, el arte de hacer música con sonidos de nuestra cavidad bocal enfrente de un micro... Pero lo suyo ha sido el rap. Corría el año 2011 cuando también decidía aventurarse en el mundo de la música y ponerse a rapear cual Eminem.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Y es que esto no ha sido solo una afición curiosa más, pues como bien nos expresó a CHANCE en su momento es "una vía de expresión más, soy una persona muy expresiva, me gusta expresarme, me encanta escribir".

   Finalmente, también se habló mucho de cuando su hermano, Clemente Lequio, aparecía en unas instantáneas luciendo cuerpazo, algo de lo que tampoco se puede quejar Alex, pero que una carrera como modelo no veía. "No. Estoy un poquito gordo", nos aseguraba, demostrando también su capacidad de reírse de sí mismo. Encantador de perros, preocupado por su familia, así es Álex, uno de los hijos más mediáticos de famosos y con sin duda capacidad de sorpresa y como no el orgullo de su madre, Ana Obregón.

Previa YoutubeCargando el vídeo....