Actualizado 08/08/2021 19:10 CET

Ana María Aldón reconoce que está siendo uno de los veranos más duros para ella

Archivo - Ana María Aldón    Europa Press Reportajes
Archivo - Ana María Aldón Europa Press Reportajes - EUROPA PRESS REPORTAJES - Archivo

   MADRID, 8 Ago. (CHANCE) -

   A pesar de la gran sonrisa que le caracteriza Ana María Aldón está viviendo su verano más cómplicado. En esta ocasión ha sido la propia colaboradora de televisión la encargada de hablar de cuáles están siendo sus principales preocupaciones durante este verano y es que su madre y su marido José Ortega Cano no gozan de la mejor salud.

   Poniendo de manifiesto el estado acutal de la sanidad pública, Ana María se ha quejado en el programa de 'Viva la vida' de que su madre pasí varias horas en urgencias sentada en una silla de plástico sin que nadie la atendiera. En búsqueda de un oftalmólogo privado que le pueda realizar a su madre la intervención que necesita, la mujer de Ortega Cano asegura que su mamá ve doble por el ojo izquierdo debido a una lesión interna que padece. Como la propia Ana María explica, ver a su madre así le entristece a ella también.

   En cuanto a la situación de José Ortega Cano, la colaboradora no la ve mucho más esperanzadora. Según ha explicado su pareja, el diestro tiene un problema en una válvula por lo que tuvo que hacerse una revisión antes de verano, cuando vuelva de Cádiz tendrá que acudir de nuevo al médico para conocer la evolución. "La vida es dura y hay otros problemas que te afectan. Cuanto más grande es la familia, más preocupaciones hay" asegura Ana María visiblemente triste.

Para leer más