Actualizado 21/07/2021 09:33 CET

Arantxa Sánchez Vicario, el día que juró amor eterno a Joan Vehils

Archivo - Arantxa Sánchez Vicario en el foro "Cuatro décadas de deporte en democracia" celebrado en la Ciudad de la Raqueta, en Madrid
Archivo - Arantxa Sánchez Vicario en el foro "Cuatro décadas de deporte en democracia" celebrado en la Ciudad de la Raqueta, en Madrid - EUROPA PRESS REPORTAJES - Archivo

   MADRID, 21 Jul. (CHANCE) -

   El nombre de Arantxa Sánchez Vicario suena ahora más que nunca y es que parece que la desgracia no consigue salir de su vida ni con el paso de los años. Si su segundo divorcio ha sido una desesperación continua y su distanciamiento con su familia una pena que llevaba en sus días, ahora la extenista podría estar al borde de entrar en prisión.

   Hoy se cumplen 21 años del día en el que Arantxa se daba el 'Sí, quiero' con Joan Vehils, el que fuera director del diario deportivo 'Sport'. Una relación que duró solamente un año y que ambos se encargaron de anunciar para evitar especulaciones con un comunicado en el que exponían que la decisión de separarse era algo de 'mutuo acuerdo'.

   Un día que, probablemente, Arantxa ya no recuerde porque su fracaso en el amor con Joan Vehils y Josep Santacana la destruyeron emocionalmente, apartándola de todos sus seres queridos y haciendo de su vida una auténtica desgracia. Ahora, a pesar de las malas noticias, intenta remontar su vida con más fuerza que nunca.

   Las últimas noticias que han salido a la luz acerca de la que fuera número uno en tenis no la dejan en buen lugar, ya que se ha visto de nuevo en la polémica por la petición de cuatro años de cárcel por un supuesto delito de alzamiento de bienes, tanto ella como su marido, teniendo una deuda de 7,5 millones a Luxemburgo.

Contador

Para leer más