Así fue el segundo vestido de novia de Maria Pombo, y más sorpresas de su boda

Actualizado 23/06/2019 13:30:37 CET
MARIA POMBO
JOSEFINA BLANCO - Archivo

   MADRID, 23 Jun. (CHANCE) -

   Ayer María Pombo se subía al altar con un vestido blanco de corte minimalista y grandes aberturas, acompañado de un abrigo-batín, bajo la firma de Yolancris, pero cuando ya todo el mundo había opinado sobre el vestido de novia, la influencers decidió cambiar por otro vestido mucho más arriesgado y muy fiel a su estilo boho chic.

   Obra de la misma firma, María lució para la fiesta un diseño de inspiración folk de finales de los años 60 que pertenece a la colección nupcial de 2018.

   Se trata de un vestido de corte sirena, silueta clásica y formado por flecos, encajes y transparencias, lo que le daba un toque de lo más divertido y dinamismo para bailar en la gran fiesta.

   Además María le dio su toque personal con una camisa blanca anudada por delante, aportando un tono desenfadado en el día de su boda. Además, se decidió a soltar su melena con un peinado de ondas naturales.

   Este nuevo look de la novia no fue la única sorpresa de la fiesta, en la que hubo hasta un toro mecánico, porque cuando María llegaba tras el cambio en la carpa le esperaba la actuación de Pol 3.14 cantando 'Jóvenes eternamente', una de sus canciones con Pablo Castellano. Sin duda, una boda de lo más divertida y cargada de sorpresas y patatas fritas, ya convertidas en el sello de la joven influencers.

Contador