Actualizado 23/08/2021 08:23 CET

Enrique Iglesias, viaje exprés a Madrid para despedirse de su abuela, Beatriz Arrastia

Archivo - Enrique Iglesias
Archivo - Enrique Iglesias - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 23 Ago. (CHANCE) -

  Duros momentos para Isabel Preysler tras el fallecimiento este domingo, a los 98 años de edad, de su madre, Beatriz Arrastia. Cariñosa, divertida y con un sentido del humor único hasta el final de sus días, la filipina era uno de los pilares de la mediática familia y, además de estar muy unida a su famosa hija, también tenía una relación muy estrecha con sus nietos Chabeli, Julio José y Enrique Iglesias, Tamara Falcó y Ana Boyer, que adoraban a su abuela, a la que llamaban cariñosamente 'Beba'.

  Delicada de salud desde hace un año, Beatriz falleció en la madrileña mansión de Isabel Preysler en Puerta de Hierro arropada tanto por su hija y Mario Vargas LLosa como por su nieta Tamara, con quien siempre presumió de una complicidad especial. El resto de la familia, que reside en Estados Unidos - a excepción de Ana, que viaja por todo el mundo con sus hijos Miguel y Mateo para acompañar al tenista Fernando Verdasco en sus torneos y al parecer se encontraba en Nueva York cuando murió su abuela - aparcaba sus compromisos profesionales para poner rumbo a España y poder dar el último adios a su 'Beba'.

   A pesar de que diferentes medios publicaron que Enrique Iglesias llegaría esta madrugada a Madrid en su jet privado con su hermano Julio José para asistir al entierro de su abuela, la verdad es que el famoso cantante, consciente del delicado estado de salud de Beatriz, podría haber llegado a nuestro país días antes de lo que pensamos para despedirse de una de las personas que más le apoyó cuando decidió dedicarse a la música.

Enrique Iglesias, oculto en la parte de atrás de una furgoneta

   Así, hemos podido captar a Enrique Iglesias saliendo de la casa de Isabel Preysler tras un viaje exprés para dar el último adiós a su abuela en el que ha intentado pasar completamente desapercibido. Oculto en la parte de atrás de una furgoneta con cristales tintados, el artista ponía rumbo al aeropuerto, donde a última hora de la tarde de este domingo cogía su avión privado para regresar a Miami, ya que se encuentra inmerso en los ensayos de la gira que le llevará a recorrer Estados Unidos con Ricky Martin y que comenzará el próximo 25 de septiembre en Las Vegas.

   Visiblemente afectado y con su inseparable gorra Enrique salía de 'Villa Meona' evitando hacer declaraciones sobre el fallecimiento de su abuela, un duro golpe para toda la familia que, una vez más, ha demostrado su unión inquebrantable en estos complicados momentos.

Cargando el vídeo....

Contador