Exclusiva: Hablamos con el anticuario que descubrió el robo a Isabel Pantoja en Cantora

Isabel pantoja
ISABEL PANTOJA/ EUROPAPRESS - Archivo
Actualizado 13/11/2018 14:37:37 CET

   MADRID, 13 Nov. (CHANCE) -

Isabel Pantoja ha vuelto a vivir una situación desagradable en Cantora. Según Kiko Hernández, alguien ha extraído objetos de su finca y ha intentado venderlos a un anticuario en Jerez de la Frontera.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta noticia, aun citando su procedencia. Puedes disponer de ella contactando con Europa Press Televisión y Reportajes (+34 91 350 08 10).

Un elefante de plata, candelabros, trofeos de Paquirri, un premio Ondas a Isabel Pantoja, mantelerías... todo esto es lo que se habría intentado vender hace unos días. Una situación que el propio colaborador ha descrito en Sálvame: "Abrió el maletero y se quedaron flipando porque estaba lleno de objetos de Cantora". Además, Hernández ha señalado que su fuente reconoció el coche donde se encontraban todos estos artículos cuando puso Telecinco y vio la salida del Tato de la hacienda andaluza: "No dice que fuera el Tato, pero el coche era ese".

Ahora, el propio anticuario, Salvador Herrero, ha hablado para las cámaras de Europa Press explicando lo sucedido: "Me abre el maletero, miro las cosas y bueno, había un elefante que él decía que era de plata, y en el momento que empecé a ver cosas, había que ponía Paquirri, Isabel Pantoja , entonces le dije: 'Mira, eso son cosas personales, yo no te las puedo comprar, ni si quiera puedo dejarte entrar a la tienda con eso porque si no viene la persona de la que viene el nombre aquí', de hecho le di la tarjeta mía y le dije: 'Mira dile a Isabel Pantoja que me llame por teléfono y si ella está de acuerdo y me firma un documento como que esto lo quiere vender yo no tengo ningún tipo de problema, además que eran cosas muy personales, un trofeo que ponía maratón en Madrid Paquirri 1975, un premio de Onda Cero, cosas así, y ya no quise mirar nada más y le dije al chaval: 'Mira, esto nosotros no lo podemos comprar si no viene la persona de la que viene el nombre ahí'".

Una situación que se tornó extraña para el vendedor de antigüedades: "Me trajeron dos cajas, lo que pasa que yo nada más que vi una y cuando empecé a ver cosas personales ya no quise mirar nada más, había otra caja detrás pero esa yo no la vi. Y en ningún momento sospeche de nada, pensé 'bueno pues puede ser verdad'. Me dijo: 'Mira, es que esto Isabel me ha autorizado, como pago por unos trabajos que yo he estado haciendo en la Finca, y yo no vi nada raro y lo deje correr, se lo conté a mi mujer y cuando ella ve en la televisión lo que pasa dice mira me voy a informar de esto a ver si es algo raro, yo por mi parte no le había dado más importancia".

Y sobre quién era esa persona, Salvador no lo tiene claro: "Yo tengo muy poca memoria para ese tipo de cosas. De cosas de mi trabajo sí, pero de temas así rápidos de ver a una persona es que no te puedo decir con seguridad ni le voy a meter en un problema a nadie sin tener la seguridad cien por cien, que no la tengo".

Cargando el vídeo....
Contador