Actualizado 01/12/2015 20:02 CET

Francisco Rivera estrena blog para contar 'Las cosas mías'

291738.1.980.560.20151201131210
Vídeo de la noticia

   El torero Francisco Rivera acaba de estrenar blog en la revista Hola. El hermano de Kiko Rivera ha decidido abrir un portal en el que contar sus vivencias de primera mano.

   En la primera entrada del blog, Francisco ha hecho una presentación en la que habla un poco de todo. El marido de Lourdes Montes ha dejado claro que no quiere "dar ninguna lección a nadie" sino "compartir mis cosas, mis vivencias y puntos de vista de primera mano, sin interlocutores".

   Cuenta lo complicada que es su profesión en la que ha arriesgado numerosas veces la vida, cosa que le ha dado otra perspectiva de la misma y de "afrontar los problemas" y de sus miedos cuando la muerte le rondaba: sus hijas, su mujer, su familia, sus amigos...

   El ex de Eugenia Martínez de Irujo también habla de su "peculiar" familia, que es de "una raza muy especial" y de lo orgulloso que se siente de ser un Rivera Ordóñez Dominguín.

   Tiene tiempo también de referirse a los amigos, esa "familia que uno escoge" y, por su puesto, a su mujer Lourdes: "Es mi timón, mi luz, mi compañera, es a quien quiero siempre a mi lado y yo estar al suyo. Desde que la conocí, que fue un flechazo, ha conseguido que cada día me enamore más y más de ella. El cómo llevó todo ese momento tan delicado embarazada de ocho meses y medio, con qué entereza, con dos cojones y con esa cabeza privilegiada que le ha dado Dios. Demostró otra vez la clase de mujer que es, esa mujer de verdad, de una pieza, con un corazón que no le cabe en el pecho. Vamos, que no me creo el despertarme cada mañana a su lado, es lo más maravilloso que puedo soñar", escribía el torero.

   Por último, el hijo de Carmen Ordóñez se despide hablando del orgullo que siente por su hija Cayetana, de la "complicidad tan especial" que les une y de su otra hija Carmen, de la que ya empieza a descubrir su carácter. "Cuando sonríe ilumina toda la casa y nos peleamos por cogerla. Sin duda, ha llegado con un pan debajo del brazo".

Para leer más