Actualizado 16/11/2015 18:22 CET

La herencia de la Duquesa de Alba, de nuevo en el punto de mira

Duque de huescar herencia duquesa de alba
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Feb. (CHANCE) -

   La Duquesa de Alba sigue dando mucho de qué hablar, casi tres meses después de su fallecimiento.

   Su situación con Hacienda, así como el reparto de su millonaria herencia entre sus hijos y su marido, Alfonso Díez, al que supuestamente donó 120 mil euros para cubrir parte de la hipoteca de su casa de Sanlúcar de Barrameda. Su hijo Carlos aseguraba no tener constancia de estas informaciones y evitaba confirmar si son ciertas sus intenciones de hacerse cargo de la casa de Alba en solitario, sin la ayuda de sus hermanos.

   Esta semana la revista Interviú publicaba una información con las declaraciones de Hacienda de la difunta duquesa de Alba y algunos datos muy reveladores sobre el patrimonio, que calculan en cerca de 63 millones de euros, y algunos detalles sobre cómo su declaración de la renta le salía a devolver.

   De todos esos datos hay uno realmente desconocido incluso para muchos íntimos de Cayetana:la donación que hizo ante notario de 120.000 euros para su tercer marido, Alfonso Diez, quien siempre declaró que su único interés por la duquesa era vivir con ella su particular historia de amor renunciado a toda su fortuna, palacios y hasta tratamiento que le pudieran corresponder tras convertirse en duque de Alba. De esas reuniones salió el acuerdo de repartir la herencia de Cayetana entre sus hijos para poder desposarse con Alfonso.

   Ese dinero le fue entregado al ex funcionario para cubrir parte de la hipoteca de la vivienda de Sanlúcar de Barrameda, que se convertiría en el nidito de amor de la pareja. 

   Esta semana comienzan las reuniones con los abogados de los Alba para aclarar las cifras y zanjar un asunto que según unos no tiene mayor importancia y, según otros, podría crear controversia no sólo con Alfonso. Los hijos de Cayetana ahora tienen que repartir los valiosos cuadros de la duquesa.

   Precisamente su hijo Carlos Fizt-James Stuart aseguró no tener constancia de los 120 mil euros que su madre había legado en vida a su marido "Es que yo de temas personales no hablo. No sé de lo que me está hablando". Al respecto del reparto de algunos bienes materiales dejados por la fallecida aristócrata en su herencia, apuntó "Será poca cosa, poco importante". Sin embargo no quiso confirmar si es cierto que se quiere hacer cargo en solitario del ducado de Alba, sin la ayuda de sus hermanos.