Publicado 14/11/2022 08:29

Lady Di, la sombra imborrable en la vida del ya Rey Carlos III

LA PRINCESA DE GALES RETRATADA LLEGANDO AL CLUB CHELSEA, EN IMAGEN DE ARCHIVO
LA PRINCESA DE GALES RETRATADA LLEGANDO AL CLUB CHELSEA, EN IMAGEN DE ARCHIVO - CONTACTOPHOTO

   MADRID, 14 Nov. (CHANCE) -

Fecha importante para la Monarquía británica que celebra hoy el 74 cumpleaños de su nuevo rey, Carlos III, tras la muerte el pasado 8 de septiembre de la Reina Isabel II. Un hombre ambicioso que ascendía por fin al trono y con él, su esposa actual, Camilla Parker, en calidad de 'reina consorte'. Un hecho que ha producido que no nos olvidemos de la gran Lady Di, pero sobre todo de su figura como la mujer icónica imborrable tras el paso de los años.

Detrás de su nombre siempre estuvo la figura de Diana de Gales y no precisamente porque le necesitase para tener notoriedad pública, sino porque su nombre lleva intrínseco la pena de una sociedad que sigue recordando a la mujer que marcó un antes y un después en la historia internacional de todas las monarquías.

El Rey Carlos III es, sin duda, un personaje querido, pero también criticado en el pasado debido a la dureza que ejerció en su matrimonio con Diana. Pocos perdonan el sufrimiento que le hizo pasar a la Princesa de Gales, un lastre que no ha conseguido quitarse en todos estos años y que, fracamente, será difícil de olvidar.

La relación que mantuvo con Lady Di se conoce más que de sobra: un infierno para ella y una pesadilla para él, aunque de ello sacaron beneficios ambos. Si quería protagonismo lo consiguió, pero a costa de que los focos solo la buscaran a ella porque Diana... Su vestimenta, su manera de transmitir con la mirada, sus gestos cariñosos con la ciudadanía no solo la hicieron única, sino que la convirtieron en un icono dentro de la Corona Británica, viendo en ella una renovación a esta institución anticuada.

El Rey Carlos será castigado durante toda su vida por su matrimonio poco ejemplar con la Princesa de Gales debido a sus infidelidades, desprecios públicos, mentiras y sobre todo, humillaciones... algo que la historia no olvida y que hemos podido ver con la muerte de la Reina Isabel. 74 años llenos de vivencias que la sociedad inglesa sigue teniendo muy presente y penaliza, pero eso sí, habiendo conseguido estar al lado del que siempre fue el amor de su vida.

Contador

Más información