Actualizado 08/08/2022 14:09

Lara Dibildos, ¡con faldas y a lo loco! La actriz, a lo Marilyn Monroe por las calles de Madrid

Lara Dibildos
Lara Dibildos - EUROPA PRESS

   MADRID, 8 Ago. (CHANCE) -

   A pesar de que gran parte de nuestros famosos se encuentran disfrutando de un verano de ensueño en diferentes destinos costeros de la geografía española, hay algunos que este año se han quedado sin vacaciones y, como el común de los mortales, sobrellevan como pueden la ola de calor en Madrid por motivos profesionales.

   Un buen ejemplo de ello, Lara Dibildos, que pasará el mes de agosto subida a los escenarios del Teatro Luchana, donde acaba de reestrenar su exitosa comedia 'Hongos', un "reto increíble porque Madrid es una plaza muy difícil y en verano más" nos ha contado con una sonrisa, encantada porque por en su estreno "vimos la sala muy llena y hubo muchas risas. Soy feliz, no puedo pedir más".

   Sin duda, un logro en estos complicados tiempos que vive el teatro y que han obligado a Rafael Amargo a cancelar su nuevo espectáculo, 'The beautiful dream of life' a escasas horas de subir el telón por discrepancia con el director de la obra, aunque se apunta a que el verdadero motivo tendría más que ver con la escasa venta de entradas. Intentando evitar comparaciones, Lara explica que su secreto es "el boca a boca. Estuvimos nueve meses en la Gran Vía y ha sonado mucho, pero no quita que Madrid sea complicado en agosto". "Además el cartel - en el que sale mostrando su espectacular anatomía y para el que revela que estuvo diez días comiendo piña - tiene que llamar la atención para que la gente entre. Y lo bueno de esta función son las risas tremendas" añade.

   Feliz por esta nueva oportunidad profesional, a Lara no le importa haberse quedado sin vacaciones y, como explica, "estaré yendo y viniendo para ver a mis hijos en la playa y es lo que hay. Hay que trabajar, que está la cosa muy mala, lo hemos pasado muy mal y bendito trabajo". "Mi hijo Fran ya tiene 24 años, estudia producción musical y está trabajando en un restaurante. Que se lo curre, me parece estupendo. Es un tío muy trabajador" nos cuenta orgullosa, reconociendo que no es mucho de dar consejos pero sí de "inculcar los mismos valores y principios que me inculcaron a mí".

    Precisamente sobre su madre, Laura Valenzuela, Lara asegura que está "estupenda y fenomenal", pero que a sus 91 años ya no quiere moverse mucho de su casa. "Cuando tienes una edad que te apetece es estar en tu casa, con tus cosas, tus rutinas. Hace muchos años que mi madre me dijo ‘mira hija, que yo a la playa no voy más, que yo me quedo en Madrid que estoy mucho más a gusto’. Y bueno, lo que ella quiera, yo la entiendo".

    A pesar de estar alejada del foco mediático desde hace años, la actriz desvela que Laura es consciente del cariño que todo el mundo sigue teniendo por ella y los preciosos comentarios recordándola que le envían a menudo por redes sociales: "Se los leo y se emociona. La verdad que acabamos llorando las dos siempre. Intento leerle menos porque acabamos las dos a moco tendido" confiesa.

    Siempre correcta, Lara prefiere no comparar el caso de su madre con el de Concha Velasco - que reside en una residencia desde hace varios meses - porque como insiste, "cada familia es un mundo. Si han tomado esa decisión será porque su vida es mejor así". "No te digo yo que algún día tenga que tomar esa decisión entre todos, pero de momento, desde luego, la intentamos retrasar todo lo que sea posible y más porque está muy bien en casa. Cuando no se pueda, habrá que valorar otras opciones" afirma.

    Soltera y sin ganas de enamorarse como asegura - "si me das a elegir entre beso o trabajo, prefiero el trabajo mil veces" apunta - la intérprete bromea con que ya no es exigente en el amor porque "la cosa está muy mala", aunque su ex Álvaro Muñoz Escassi está más feliz que nunca junto a María José Suárez, con la que se rumorea que podría pasar por el altar: "Yo no sé si se casarán, pero como no me invite, me oye" asegura con una sonrisa.

   Además, llegando al teatro, Lara ha vivido un momento a lo Marilyn Monroe en la película "Con faldas y a lo loco" cuando una rejilla de ventilación en el suelo ha hecho que su minifalda se levantase por una corriente de aire, protagonizando un momento divertídismo que te mostramos a continuación. ¡Dale al play y no te lo pierdas!

Cargando el vídeo....