Publicado 20/04/2016 16:46

Laura Matamoros, y su odio a Makoke: El Origen

LAURA MATAMOROS
LAURA MATAMOROS/EUROPA PRESS

   MADRID, 20 Abr. (CHANCE) -

Laura Matamoros ha concedido una extensa entrevista a la revista SEMANA para aclarar todo lo comentado durante estos meses en la casa de Gran Hermano VIP. Su guerra contra Makoke continúa, y ahora es más cruenta que nunca: "Si mi padre quiere que pida perdón a Makoke, se puede quedar sentado".

Y es que los problemas entre la hija de Kiko Matamoros y su actual pareja comenzaron en septiembre del año pasado: "¿Por qué ahora -refiriéndose a la conversación que Makoke dice tener pendiente- y no la tuvo en septiembre, cuando me echó mi padre de casa?".

A estas palabras en SEMANA se suma el momento clave en el que Laura no sintió el apoyo de su padre: "Cuando no estaba bien, ni tenía los pies en la tierra y le resultó más fácil mandarme a Londres, evadirse de mis problemas y ¡ahí te quedas! Yo lo vi así: tenía 18 años recién cumplidos, era alocada, estaba menos centrada, había dejado el colegio y no quería estudiar. En vez de estar conmigo y ofrecerme su casa, que buscase un trabajo...". En cuanto a su viaje a Londres que tanto le han echado en cara responde: "Un billete de 100 euros, ¿fue mucho? Que la que insistió en que comprásemos ya el billete fue ella, para que me marchase antes de casa".

LAURA MATAMOROS: "ME TENÍA QUE COMPRAR MI PROPIA COMIDA"

Y es que la convivencia no era agradable en casa de los Matamoros Giaever: "Todo venía por ella (Makoke) porque si yo estaba incómoda en casa de mi padre era por ciertos detalles que no me parecían normales. Lo que ella me dijo fue: 'Si te quieres ir, te entiendo. Y si te quieres quedar, quédate'. Tampoco fue más allá", para añadir: "Me tenía que comprar mi propia comida, porque a la hora de comer son lineales, siempre lo mismo y tres meses comiendo purés... ¡Se come infinitamente mejor en GH con Raque y mi Pepi!".

Pero los problemas no se quedaban únicamente en el menú: "Y más, Makoke llegó a decirme que por estar yo la chica trabajaba el doble: cocinar y planchar más, que no es cierto porque soy de camisetas y vaqueros, y puede que una vez me haya planchado una blusa, pero no más allá. Nunca nadie en casa se ha hecho la cama y a mí me decían que me la hiciera... Por esos detalles me he sentido una inquilina en casa de mi padre. Cuando convives, surgen más cosas que hasta se me han olvidado, pero hay un límite".

Además, la ganadora de Gran Hermano VIP achaca en SEMANA los errores de Kiko como padre a la figura de Makoke: "Los fallos son de mi padre, pero el origen está en ella. He escuchado comentarios como 'tu padre, ¿por qué te tiene que pagar esto?' a los que él se agarra, cuando no hacía las cosas a escondidas", unas cosas que ella explica así: "Creo que se ha enterado ahora de que mi padre en 2007 me mandó a Los Ángeles a estudiar un verano. Ella no sabía que él me lo había pagado. Mi padre me dijo, 'por favor, que no se entere nadie de que te has ido'. O cuando ella supo que iba a El Cumbre en Madrid, a los 17 años, al coincidir con su sobrina, mientras que se pensaba que iba al instituto...".

308546.1.260.149.20160420164636
Vídeo de la noticia

Más información