Actualizado 25/03/2015 15:46 CET

Liza Minelli y su calvario con las adicciones: Vuelve a un centro de desintoxicación

Liza Minelli y su calvario con las adicciones vuelve a un centro
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 25 Mar. (CHANCE) -

   Por todos es conocido el calvario por el que lleva pasando desde hace años Liza Minelli y es que su nuevo ingreso en un centro de desintoxicación a vuelto a poner sus problemas sobre la mesa.

   La actriz, a sus 69 años, no está pasando por su mejor momento y es que sus problemas con el abuso de sustancias le han llevado a volver a ingresar a un centro de Malibú. "Liza Minnelli ha luchado valientemente contra el abuso de sustancias durante años y cuando ha necesitado trabamiento, lo ha hecho" relataba el comunicado que hizo su representante en el momento del ingreso.

   La actriz lleva luchando contra este problema prácticamente desde su adolescencia y es que su difícil vida y sus varios matrimonios no ayudaron nada a Minelli. Durante varias décadas, Liza fue la reina de las fiestas de Nueva York y le encantaba codearse con todas las personalidades del momento lo que probablemente le hizo caer en adicciones.

UN PROBLEMA QUE ARRASTRA DESDE HACE AÑOS

   Fue su gente más cercana la que dio la voz de alarma y es que empezó a flaquear, en 1974. En aquellos momentos era obvio que la actriz pasaba por un momento muy complicado. "Tan sólo se levantaba de la cama para prepararse una copa", declaró uno de sus allegados. "Y se pasa bebiendo el resto del día" añadió.

   Destinada a ser una estrella del cine, Liza Minelli es hija de la actriz Judy Garland y del director Vincent Minelli por lo que heredó de sus padres el talento innato para cantar y para actuar, pero también la inestabilidad emocional que le dio vivir como una estrella de Hollywood.

   Su último ingreso tuvo en lugar en 2013, cuando entró en la Fundación Caron, una organización sin ánimo de lucro situada en Pennsylvania para recuperarse de su adicción al alcohol y a las drogas. Desde ese momento los problemas de Liza parecían enterrados, pero hace unos días volvieron a ponerse de manifiesto y es que parece ser que, al igual que le sucedió a su madre, las adicciones para Minelli, parecen no tener fin.