Actualizado 07/07/2014 10:55 CET

Pastora Vega inicia una nueva etapa de su vida sin Juan Ribó y con nueva casa

Pastora Vega nuevo domicilio tras ruptura Juan Ribo
Foto: JAVIER GÁLVEZ

MADRID, 7 Jul. (CHANCE) -

   Pastora Vega continúa con su vida tras poner fin a su historia de amor con el actor Juan Ribó. La actriz se cambia de casa en estos delicados momentos sentimentales en los que tiene que poner orden en su vida. Se encuentra inmersa en plena mudanza.

   No es la primera vez que rompen, y podría tratarse de una recaída más. Sin embargo, esta vez parece que va en serio, pues la actriz ha recogido sus pertenencias de la casa que el actor tiene a las fueras de Madrid para buscar un alojamiento en el centro de la capital.

   La pareja comenzó su relación en 2010, poco tiempo después de que Pastora Vega se hubiera separado de Imanol Arias, con quien convivió durante 25 años y tuvo dos hijos, Jon Imanol y Daniel. Por su parte, Ribó explicó que su relación con Cristina López del Hierro hacía dos años que había terminado. Una verdad que no parecía cierta para ella, que se recorrió los platós llorando por el actor y esperando que un día regresara.

   La relación de Pastora y Ribó tuvo hasta rumores de promoción, pues en aquel momento ambos se subían a las tablas del teatro para interpretar la obra 'Una relación pornográfica'. Lo cierto es que finalmente duró cuatro años y pasado ese tiempo Pastora ha comenzado con su nueva vida en un piso del centro de Madrid.

YA EN SU NUEVA CASA, DECORÓ EL BALCÓN CON VARIAS PLANTAS GRANDES

   Precisamente la hemos visto estos días de mudanza, llevando cosas del domicilio de Ribó a su nuevo hogar. Para ello ha pedido ayuda a sus seres queridos entre los que se encontraba su tía Pastora. A primera hora de la tarde, con la ayuda de un amigo, sacó de su antiguo hogar una mesa y un cuadro.

   Ya en su nueva casa veíamos a Pastora, ayudada por sus amigas y familiares, arreglando el balcón y decorándolo con varias plantas. La ex mujer de Imanol Arias, que llevaba pantalón vaquero y jersey morado con escote de pico, saludó a una de sus amigas con un efusivo abrazo.