Cristiano Ronaldo e Irina Shayk, ¿una relación tóxica?

Actualizado 14/10/2015 10:28:55 CET
  Model Irina Shayk And Real Madrid Player Cristiano
Foto: GETTY

MADRID, 11 Mar. (CHANCE) -

   Irina Shayk y Cristiano Ronaldo parecían la pareja perfecta. Tenían dinero, éxito profesional y ambos son dos de las celebs más deseadas del mundo, pero parece ser que la mezcla dinero, hermosura y fama no ha sido buena.

   Las últimas palabras de la modelo rusa han llevado a pensar que la relación entre ambos no era tan idílica. Irina lo dejó claro en ¡Hola! cuando expresó cómo se había sentido durante estos años: "Pienso que una mujer se siente fea cuando tiene al hombre equivocado a su lado. Yo me sentí fea e insegura". Una de las maniquíes más exuberante del mundo, nos dejaba de una piedra pidiendo un hombre fiel. Sin saber por quién lo decía -porque no ponía nombre y apellidos aunque hablara de su ruptura- lo curioso es ver como hasta que la mujer de curvas y contoneos perfectos, pedía lo que debía de ser y lo que piden muchas féminas: fidelidad. Quién lo diría...

   La top rompió ese mismo silencio que había reinado en su relación con el portugués donde en sus contratos para la presentación de firmas, exigía que no se le preguntara por Cristiano. Algunas imágenes en Instagram mostraban momentos especiales de la pareja, pero siempre quisieron mantener una gran privacidad en lo que respecta a su amor.

Dinner with tigriski.

Una foto publicada por Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

   Una relación que nació en mayo de 2010, la modelo y el jugador coincidieron en una sesión fotográfica para Armani. Ahí fue cuando cupido atravesó sus corazones. Tras pasar su primer verano juntos en Córcega, llegó el momento de conocer a la familia de Ronaldo.

   Una difícil prueba para la rusa que, como cuentan, nunca tuvo una buena relación con su suegra aunque ella lo ha desmentido hasta el último momento. Las desavenencias entre ellas le llevaron a no asistir a la fiesta sorpresa de María Dolores Dos Santos Aveiro, por su 60 cumpleaños.

   Los problemas con la madre del portugués convirtieron la relación con su familia política en fría, eso sí, Irina dejó a un lado esta frialdad con el pequeño Cristiano Ronaldo Jr. El hijo del futbolista nació en 17 de junio de 2010, de su madre mucho se ha hablado pero poco se sabe; algunos dicen que era una estudiante británica y otros una joven americana.

   Junior llegó a la vida de Cristiano y de Irina como una bocanada de aire fresco. La pareja se mostró como un auténtica familia en las redes sociales donde el pequeño ocupaba un lugar muy importante entre ambos.

Enjoying some family time in the aquarium.

Una foto publicada por Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

LA SONADA AUSENCIA DE IRINA EN SUIZA: LA MECHA DE TODO

   Pero las cosas no marchaban bien en su relación. Cristiano Ronaldo fue la gran ausencia en la gran premiere de Hércules, el primer proyecto cinematográfico de la rusa.

   Ella hizo lo propio en la última gala del Balón de Oro en Zurich. Los rumores sobre una posible ruptura ya estaban en el ambiente, pero nadie se aventuró a asegurar la noticia ya que podía ser un enfado como tantos que habían tenido anteriormente. Cristiano sacó a todos de dudas con sus palabras al recoger el premio: "Quiero agradecer a mi familia y amigos, en concreto a mi hijo, a mi madre, mi padre que me está viendo desde allá arriba, mis hermanos y a mis amigos". Ni rastro de Irina Shayk, la ruptura era ya un hecho.

   Después llegaron las confirmaciones del representante de Irina y más tarde de Ronaldo. Casi cinco años de amor que se terminaban a principios de este mismo año.

   De la ruptura de la pareja se dijo que la modelo podía haber tenido un affaire con su compañero en Hércules, Dwayne Johnson cosa que tanto el conocido com 'La Roca' y la maniquí metida actriz, desmintieron; a Cristiano le relacionaron con Lucía Villalón, presentadora de Real Madrid televisión con la que según algunos presentes habría venido hablando a su vuelta de la entrega de su Balón de Oro, y recientemente con la explosiva reportera Vanessa Huppenkothen -a la cual de momento solo querría conocer- Verdad o rumorología... lo cierto es que CR7 solo tiene ojos para su hijo y tiempo para su firma de moda, además de su profesión claro está, el fútbol.

  Irina Shayk espeluzanba con sus declaraciones pero Cristiano tampoco está al cien por cien o mejor dicho no mete tantos goles como antes de que se terminara su relación con Irina, y se está hablando de él tanto como le ocurriera a Iker Casillas después de su vuelta tras el golpe con Di María. 

   Sin tener sus corazones ocupados -al menos de forma oficial- la suerte les sonríe de forma distinta. Irina sigue con su exitosa carrera como modelo, mientras que Cristiano Ronaldo es cuestionado por un sector de la afición del Real Madrid. Guti ha querido salir en defensa del portugués para compartir cómo lo pasó él cuando se divorció de Arantxa Benito. Y es que el exjugador merengue confesaba en el Chiringuito de Pedrerol que tuvo que tomar antidepresivos durante dos años y que entiende por lo que está pasando CR7 (si quieres seguir leyendo más pincha en el enlace).

   Un final triste para ambos que podría haber puesto el punto y final a una relación donde ambas partes han sufrido teniéndolo todo: Grandes trabajos, reconocidos a nivel internacional, grandes estrellas, belleza, juventud y dinero. Unas vidas y unos perfiles que muchos envidiarían pero parece que se cumple de nuevo ese dicho eso de el dinero no hace la felicidad.