Rosa López: "Tras "Operación Triunfo" necesité la ayuda de mil psicólogos"

Actualizado 12/10/2016 15:51:58 CET

   MADRID, 12 Oct. (CHANCE/Sheila Domingo) -

   Rosa, conocida por todos como "Rosa de España", ha vuelto a aparecer ante los medios de comunicación, pero en esta ocasión ha sido con motivo del concierto de reencuentro de Operación Triunfo, que tendrá lugar el 31 de Octubre en el Palau Sant Jordi.

   Junto con algunos de sus compañeros de academia, estuvo presente durante la presentación del documental que han grabado 15 años después de finalizar aquella aventura. Rosa nunca ha dejado de trabajar y tiene previsto sacar su nuevo disco a comienzos de 2017.

   Este será el octavo de su carrera y se tratará de un disco muy especial después de 4 años sin novedades musicales. La cantante también nos ha contado que su corazón no está ocupado por nadie y que para ella lo primero es su carrera. Asegura que es en lo que está centrada actualmente, sin tiempo para nada más, pero no cierra las puertas al amor y deja que el destino sea quien decida sobre el rumbo de su corazón.

   CHANCE: Cuéntanos qué sentimientos te ha removido este reencuentro...

   Rosa López: Creo que lo que estamos viviendo todos, no lo puedo explicar. No damos crédito a que la vida nos de una oportunidad para las gracias a la gente. Tenemos ganas de que llegue el día 31 para vivirlo de verdad. Sentimos cosas parecidas a las de hace 15 años pero nos las tomamos con más tranquilidad, aunque no con menos nervios. Siempre nos tomamos al público en serio y lo seguimos haciendo. Ha sido un crecimiento personal y artístico pero con la gente. La noticia no es que nos juntamos, es lo que hizo la gente con nosotros.

   CH: ¿En estos 15 años a ninguno de vosotros se os ha ocurrido volver a juntaros?

   R.L: Nos moríamos por que esto ocurriera en algún momento, pero nadie había tenido el valor de hacerlo. Es un esfuerzo económico muy grande para un solo concierto. Es atroz el esfuerzo que se ha hecho para que esto ocurra. No os lo podéis imaginar. Y por encima de todo no tiene nada que ver el dinero ni el producto. Esto de vivirlo con la gente es diferente, esto es de verdad. Lo hemos vivido juntos incluso con la prensa y nos hemos visto crecer mutuamente y es un choque fuerte 15 años después.

   CH: ¿No ha habido lucha de egos?

   R.L: Cuando algo tan superficial te pesa es que no está hecho con amor. Amamos nuestra profesión y nos da igual estar en el número uno, en el número tres o en el veinte. Nos da igual siempre que estemos felices, pero para esto y para todo.

CH: Hay que tener mucha madurez para encajar la situación, ¿No?

   R.L: No lo se, pero es una cosa bonita igualmente.

   CH: ¿Cómo ha sido volver la imágenes de hace quince años?

   R.L: Cada uno lo vivió de una manera. Muchas veces no quiero hablar demás porque no quiero que la gente crea que me quedo en el pasado, no quiero que crean que no he evolucionado. Ese retroceso en el tiempo hace que vuelva la Rosa de antes y siento agradecimiento brutal a la gente porque lo vivido fue gracias a todos los que nos siguieron.

   CH: ¿Queda algo de aquella Rosa?

   R.L: La esencia. Vas creciendo pero la esencia es la misma. Son solo 15 años y no ha podido haber muchos cambios, pero me han pasado muchas cosas y he tenido que des-aprender y re-aprender cosas a la velocidad de la luz para ponerme al nivel que tiene que tener un artista.

CH: "Operación Triunfo" te dio el nombre de "Rosa de España", ¿Cómo gestionaste el éxito?

   R.L: Cada uno lo vivió de una manera. Si te hablo desde mi perspectiva me da mucha rabia haber sufrido tanto por cosas que me estaban ocurriendo en la vida y que eran maravillosas. Desde aquí animo a todas las mujeres y hombres que tengan la autoestima baja, que lean y hagan deporte. Son cosas superficiales que he tenido que acoplar en mi vida pero que han sido el complemento perfecto para que los valores que mis padres me inculcaron y la educación que me dieron crearan una pelota perfecta.

CH: ¿Necesitaste ayuda de un psicólogo?

   R.L: ¡Hombre claro! De cara a la prensa quieres que todo sea maravilloso, pero por supuesto todos necesitamos ayuda psicológica. Yo necesité la ayuda de mil psicólogos.

   CH: Habrás descubierto cosas de tus compañeros que desconocías...

   R.L: Sí, es que cada vez nos conocemos más y nos queremos cada vez más. Pero no por lo que pasó. Somos una piña y nos queremos con nuestros defectos y nuestras virtudes.

   CH: Has dicho que te hubieras quedado a vivir en la academia...

   R.L: Sí porque estaba feliz. Estaba dedicada de lleno a cultivarme, a tener hábitos de vida, para mi voz, para mejorar, de salud, de cultura... A día de hoy eso lo hago, la diferencia es que tengo que coger el coche. Por eso me hubiera quedado a vivir allí.

CH: ¿Como está tu corazón ahora?

   R.L: Esta siempre es la misma pregunta.

   CH: ¿Podemos decir que el amor no te acompaña?

   R.L: A mi el amor me acompaña siempre.

   CH: De una forma más especial...

   R.L: Sin tiempo es difícil encontrar el amor. Estoy tan centrada en el nuevo disco que no quiero que nada me descentre. He vuelto a casa con la discográfica Universal. Si llega el amor maravilloso, pero yo tengo amor siempre.

   CH: ¿Cuándo veremos ese nuevo disco?

   R.L: Para principios del año que viene, después de navidad.

   CH: Algunos de tus compañeros han sido padres, ¿No te ha picado a ti el gusanillo de la maternidad?

   R.L: Tengo 35, no te voy a decir que no se me haya pasado a mi por la cabeza, pero de momento no quiero.