Actualizado 29/05/2013 16:00

Silvia Abascal y un ictus: Dos años de aprendizaje. Una lección de vida y humildad

Silvia Abascal
EUROPA PRESS

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El libro "Todo por un viaje" de la actriz Silvia Abascal tuvo una fecha de inicio: 2 de Abril del 2011. Ese día comenzó la historia que ahora ha plasmado en un libro que saldrá a la venta el 4 de junio. Y es que hace ya dos años que la actriz sufrió un derrame cerebral que le cambió la vida en la clausura del Festival de Málaga. Un shock que vivimos todos "en directo".

Guapa... joven... con éxito, Silvia era una de nuestras estrellas nacionales con una gran proyección. Encadilaba por sus interpretaciones y encadilaba a la alfombra roja, cada vez que desfilaba por ella, su estilo y su elegancia siempre la hacían posicionarse en los mejores puestos. De pronto su carrera sufrió un parón. Fueron unos meses de espera, donde toda la opinión pública estuvimos muy pendientes.

Días antes de que salga a la venta, GRAZIA ha publicado un extracto del libro de la actriz en el que explica que escribir su experiencia no ha sido fácil: "Muchos son los amigos que me han animado a escribir. Hacerlo no ha sido una decisión inmediata; me llena de respeto. Pero en esta balanza se pudor, gana el peso de poder reflexionar, profundizar y remover".

Además, en esta pequeña parte que publica la revista, Silvia cuenta lo importante que ha sido la lectura para ella: "Perderme y encontrarme en ella ha sido uno de los ejercicios más constantes durante mi rehabilitación. Algunos libros sobre experiencias personales similares a la mía me han ayudado mucho".

Silvia ha recorrido todos los rincones de su historia personal con la intención de ayudar a "aquel que pueda estar viajando ahora mismo en este vuelo, para las personas cercanas que le rodean y aman; para cualquiera a quien le visita la "enfermedad". Lo escribo entre comillas porque si algo he aprendido sumergida en la profundidad de estas aguas, es que podemos transformar muchos de los colores que inevitablemente oscurecen la palabra". Sin embargo, confiesa que "no es un trago dulce, no apetece. A nadie". A pesar de ello desde el primer día encontró en la enfermedad una lección de vida: "Ella me ha entregado una profunda lección de valoración, superación y conciencia".

Además añade que todo depende de la actitud con la que se vive la situación: "Creo que la riqueza de nuestra realidad no está en lo que vemos, sino en cómo lo vemos. Podemos tener mejores o peores cartas pero aquí cada uno decide cómo jugar su partida".

La actriz también ha querido compartir con su público cómo se sentía cuando empezó a escribir este libro al terminar la rehabilitación y mudarse de Madrid al campo: "Sentía la necesidad de expresar, liberar toda la ebullición de mis tres estaciones anteriores. Recordar, reflexionar, anotar, ordenar, detallar, describir... Analizar. Teclear el proceso de mi enfermedad y recuperación me ha regalado diariamente un espejo de valoración. Cada revisión de texto me ha enfrentado al 'dónde estaba ayer' y al 'dónde estoy hoy'".

En pocas palabras, Silvia apuesta en el que parece que será una emocionante autobiografía "por abrir cada un de nuestros sentidos y atreverse a escuchar sin un solo filtro. Apuesta por la confianza. En la intuición de nuestro latino... y en la increíble flexibilidad, capacidad y poder de nuestra mente".