Actualizado 13/10/2021 17:43 CET

Tamara Falcó nos habla de sus planes de boda: "Estoy lista porque estoy en un momento de mi vida equilibrado"

TAMARA FALCÓ
TAMARA FALCÓ - EUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 13 Oct. (CHANCE) -

   Tamara Falcó ha presentado hoy su libro 'Las recetas de casa de mi madre' y ha hablado de lo ilusionada que está con este proyecto y de sus nuevos proyectos. Lo cierto es que la hija de Isabel Preysler está viviendo un momento de lo más especial y prueba de ello es la alegría que desprende en cada una de sus palabras.

   la chef no descarta casarse con Iñigo Onieva en un futuro: "Yo creo que más que nada es que si estoy lista para casarme es porque estoy en un momento de mi vida muy equilibrado, muy bueno, me siento más segura, tengo un gran equipo con el que trabajo y eso me hace sentirme bien, entonces yo creo que eso también repercute mucho en la pareja y creo que Iñigo ha llegado en un momento bueno para mí".

   Y es que la hija de Preysler quiere hacer las cosas bien, por eso no tiene prisa en dar pasos agigantados con su pareja: "Poquito a poco. No sé, aun nos estamos conociendo a los tres meses cuando me preguntan ¿te vas a casar ya? Eso no, eso lo vas viendo y yo sobretodo que vengo de padres separados creo que es mayor la tensión porque sé que es lo que se supone una separación entonces creo que tienes que conocer muy bien a la persona. En eso estamos, estamos en el noviazgo que es un momento precioso también y disfrutándolo así que sin prisas, pero sin pausa".

   En cuanto a la presunta faceta de mujeriego de su chico, la hija de Isabel Preysler confiesa: "Yo creo que eso es gente que no nos conoce y bueno, le doy la importancia justa". Y es que esto es algo que se le ha achacado mucho a Íñigo, ya que desde el inicio de su relación ha habido rumores que ponían en un compromiso al joven.

Tamara se muestra incómoda a la hora de hablar de la nueva relación que tiene Esther Doña y prefiere no opinar acerca de la exclusiva que ha concedido presentando a su nueva pareja: "Eso ya no sé, eso son conversaciones privadas y no voy a entrar ahí. Hoy es un día sobre mí y he venido a hablar de mi libro".

   En cuanto a cómo está su madre tras la pérdida de su abuela: "Yo creo que al final es difícil porque al final cuando se muere tu madre es irremplazable. Al final hay una parte de ti que desaparece y, gracias a dios, soy creyente y pienso que ha evolucionado, pero es verdad que el día a día no tienes a esa persona".

   La marquesa de Griñón confiesa haberse ido de viaje junto a la Preysler: "Mano a mano. Es que nosotras antes hacíamos muchos viajes de chicas y antes de que mis hermanas tuvieran hijos, familias y todo eso siempre hacíamos un viaje de chicas y lo pasábamos fenomenal, nos reíamos muchísimo y nos íbamos de compras estando en camisón todas por el cuarto tranquilas y la verdad es que yo quería que mi madre disfrutara, que estuviera unos días tranquila y por eso la convencí a que nos fuésemos y que nos fuésemos a un sitio tropical que ella siempre dice que al ser de una isla pues que las islas le sientan fenomenal. Yo quería que ella descansara un poquito y yo también descansar que también me lo merecía así que ha sido un poco de eso, de chicas para disfrutar madre e hija".

   Sobre el bonito prólogo que le ha dedicado su madre en su primer libro: "Lo ha hecho, sí, y la verdad es que fue precioso porque mi madre me dice que no, pero yo creo que se lo ha revisado un poco Mario, ¿eh? O eso o se tiene que volver escritora porque ha metido todo en tres páginas y Mario también me ha dicho que no, que para nada, que yo le eché un vistazo al final, pero claro un vistazo de un Nobel Pero no, más que todo es precioso y yo creo que mi madre ha sido súper generosa abriéndonos las puertas de su casa a todos y con el prólogo me lo pidieron desde Espasa y yo no sabía si iba a querer poner sus sentimientos en papel. La verdad es que es precioso, es un recuerdo maravilloso para toda la vida".

Cargando el vídeo....

Cargando el vídeo....

Cargando el vídeo....

Contador