Actualizado 01/04/2012 18:18 CET

Orlando Bloom, todo un padrazo con su hijo Flynn

Orlando Bloom
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

No solo es guapo, simpático y buen actor. Sino que también, ahora es un padre 10. Mientras su mujer, la modelo Miranda Kerr, está en Beverlly Hills para presentar la colección de baño de 'Victoria's Secret', Orlando se ha quedado cuidando al hijo de ambos.

Desde que el pequeño nació el 6 de enero de 2011, Orlando y Miranda intentan pasar todo el tiempo que pueden con él, sin embargo no siempre es fácil, y resulta complicado compaginar sus apretadísimas agendas.

Hace tiempo que dejó a un lado su rol de ídolo adolescente para convertirse en un actor maduro, actuando en papeles más serios. No obstante, el actor británico piensa que sigue siendo igual de atractivo que antes. Según confesaba recientemente: "Ser padre te hace más sexy. Al tener un hijo la seducción no desaparece".

No cabe duda que Orlando es un padre entregado, y está disfrutando muchísimo con esta nueva paternidad: "Tener un hijo me ha centrado en la dirección correcta, porque las cosas pequeñas han perdido importancia. Es el papel más desafiante que he hecho hasta la fecha y me siento bendecido", dijo recientemente el actor.

Orlando y Miranda, que se casaron en Los Ángeles en 2010, anunciaron un mes más tarde que esperaban un hijo. "Estoy de cuatro meses", confesaba Miranda. Ambos son una de las parejas más admiradas de la escena social y su felicidad despierta todo tipo de envidias.

Por el momento, Orlando acaba de terminar su última película, la segunda parte de 'El Hobbit', se rodó en Nueva Zelanda, y donde interpretó el mismo papel que en 'El Señor de los Anillos'.