Actualizado 29/11/2020 17:51 CET

¿Por qué ser agradecidos nos hace estar más felices?

A weeping couple embace after laying a floral tribute at King's Cross Station on July 8, 2005 in London, England. More than 50 people were killed and 700 injured during a series of explosions in the morning rush hour the previous day.
A weeping couple embace after laying a floral tribute at King's Cross Station on July 8, 2005 in London, England. More than 50 people were killed and 700 injured during a series of explosions in the morning rush hour the previous day. - 2005 GETTY IMAGES / SCOTT BARBOUR - Archivo

   MADRID, 29 Nov. (CHANCE) -

   El pasado 26 de noviembre se celebraba el Día de Acción de Gracias. Una festividad típica de los EEUU que se ha expandido por cada rincón del planeta. Es bueno diferenciar, que existen dos tipos de gratitud: la condicional y la incondicional, la primera consiste en sentirse bien cuando a uno le salen las cosas como espera, la incondicional es un modo de vida que, según los expertos, conduce al éxito personal y a la felicidad. Grupolaberinto, el último concepto en psicoterapia, te cuenta por qué es tan necesario agradecer para ser más felices. ¡Toma nota!

   1. Aumenta la felicidad y el bienestar: una persona agradecida se enfoca únicamente en lo que tiene, y no en lo que le hace falta o en lo que añora. El hecho de valorar lo que cada quien posee, sin compararse con los demás, hace a uno más feliz.

2. Desarrolla una actitud positiva ante la vida: cuando uno es agradecido tiende a ver el lado bueno de las cosas, lo que se traduce en más felicidad en su día a día.

3. Ayuda a hacer felices a otras personas, por ejemplo, cuando a uno lo valoran en su trabajo o le agradecen su ayuda en algún tema importante, se siente mucho más feliz. Una persona agradecida no sólo es más feliz consigo misma, sino que beneficia también la vida de los demás.

   4. Fortalece las relaciones: este punto tiene mucho que ver con el anterior, si eres agradecido con los demás, ellos se sentirán más unidos a ti y las relaciones interpersonales se harán mucho más sanas y sólidas.

5. Ayuda a valorar las cosas y hace a uno más consciente de lo que hay a su alrededor: ser alguien agradecido abre ante quien lo es un mundo que la mayoría de las personas desconoce...

   6. Elimina el miedo, la frustración y la violencia, ya que vivir dando las gracias cada día, evita que uno piense en el miedo y también lo hará repudiar las disputas y la violencia. Además, ser agradecido en la vida es la única manera de no frustrarse cuando ésta se pone difícil y presenta contrariedades...

   Y es que, según una investigación publicada en la revista Cerebral Cortex, sentir gratitud o realitzar actos de bondad estimula el hipotálamo (la parte de nuestro cerebro que regula una serie de funciones corporales, incluido el estrés). Al estimular el hipotálamo, el cerebro s einunda de una sustancia química llamada dopamina que produce sensación de benestar, felicidad, placer y vitalidad.

Para leer más