Actualizado 16/09/2016 18:54 CET

El minimalismo de Angel Schlesser y Roberto Torretta y el volumen con Devota & Lomba

Desfile MBFW Devota & Lomba
Galería
Ver Galería 8 fotos
CORDON PRESS

MADRID, 16 Sep. (CHANCE) -

Sencillez y sofisticación a partes iguales en las colecciones de Angel Schlesser y Roberto Torretta, que han desfilado en la primera jornada de la Semana de la Moda de Madrid que inauguró a primera hora de la mañana del viernes Andrés Sardá.

Esta 64ª edición de la pasarela madrileña ha sido la primera en la que Angel Schlesser ha desfilado sin Angel Schlesser. Ahora al frente de la dirección creativa están Carolina Menéndez y Alexandre García, que han creado una colección de siluetas amplias y ligeras en las que los lazos envuelven el cuerpo y las aberturas en los vestidos se tornan infinitas, hay tops fantasía, chaquetas estructuradas, vestidos ultrafemeninos de tirantes y cazadoras XXL.

Angel Schlesser confecciona sus prendas en algodones cracantes como el georgette, los creps de seda, viscosas... con mucho movimiento, un denominador común con las propuestas de Roberto Torretta, que ha presentado una colección llena de rojos y blancos y ausente de estampados.

El Premio Nacional de Moda 2016, reinventó sus icónicos trajes de chaqueta fluidos que ahora evolucionan en pantalones high-line de pata ancha y cinturas elaboradas y chaquetas que se abotonan de maneras especial.

En contraposición, los diseños de Modesto Lomba al frente de Devota & Lomba, que está repleta de volumen y en ocasiones tiene un cierto sabor de DelPozo. El blanco y el azul son los únicos colores con los que ha trabajado la firma que subió a la pasarela vestidos palabras de honor e incluso pantalones cullotte que juegan con el bicolor y el monocolor en algodón con textura.

Aunque el algodón no es el único tejido del que se sirve Modesto Lomba para crear volumen, también lo hace con la organza en vestidos con detalles en origami.