Actualizado 26/10/2016 14:21 CET

¿Quieres ser una novia diferente?

   MADRID, 26 Oct. (CHANCE) -

La primera colección de novias de Mónica Cordera consigue mantener la esencia de la firma. Está inspirada en la mujer minimalista que destaca primordialmente por un estilo propio, fresco y atrevido.

   Vuelve la naturalidad y la esencia con sutiles recuerdos a lo salvaje. En los diseños podemos ver toques de flora y fauna resaltados sobre el vestido que llaman la atención por sí solos. El objetivo principal de esta colección es hacer sentir a la mujer libre y cómoda dentro de estas creaciones.

   Con un planteamiento muy femenino y sofisticado destacan los bordados a mano sobre crepes, gasas y tules logrando la exquisitez en unos preciosos detalles dando un giro romántico a una novia menos convencional.

    Otro de los detalles más destacados de estos diseños son sus mangas. Estas están realizadas en tul con distinguidos bordados sobre tejidos semitransparentes. Por el contrario, otra apuesta totalmente inversa a esta, son los vestidos sin mangas, los cuales transmiten la feminidad y sensualidad que caracterizan a la mujer.

   Elegantes pantalones de seda llegan para dejar a un lado las típicas faldas y vestidos logrando un look másculino pero nunca abandonando su lado más femenino y sensual. Con esto, decimos ¡hola! a una nueva iniciativa incorporando looks de dos piezas para lograr estilos menos convencionales.

   En cuanto a la tonalidad, estos atrevidos diseños van desde el blanco roto al crema incluyendo algunos toques dorados aportando elegancia al vestido.

   Y es que al fin y al cabo, el hecho de dejar que la imaginación juegue su propio papel en cuanto a los diseños que realzan la figura de la mujer es la clave para dar con el éxito en la moda.