Actualizado 04/12/2014 22:06

Confianza en su marido y desconocimiento, la base de la declaración de la Infanta Cristina

MADRID, 8 Feb. (CHANCE) -

LA INFANTA ADMITE GASTOS PERSONALES PERO AFIRMA NO SABER LA PROCEDENCIA DEL DINERO

    La Infanta Cristina, a lo largo de las cinco horas en que se ha sometido a las preguntas del juez instructor del caso Nóos, José Castro, y durante las cuales le han sido exhibidas centenares de facturas y tickets de gastos personales cargados a su empresa Aizoon, ha reconocido que incurrió en ellos si bien ha asegurado desconocer que éstos fueran sufragados de forma directa por la sociedad cuya titularidad comparte con su marido, Iñaki Urdangarín.

   Así lo han informado a Europa Press fuentes presenciales en la comparecencia, que han señalado que el magistrado se ha mostrado insistente en sus preguntas respecto a las facturas y que, respecto a tickets relativos al pago de gasolina, la imputada ha manifestado que eran sus escoltas quienes cargaban estos gastos y que, por tanto, desconocía si éstos corrían o no cargo de Aizoon.

   Asimismo, en relación con la tarjeta Visa que ella disponía de Aizoon, ha reconocido que la utilizó pero sin que este hecho supusiera para ella algo irregular, según han precisado las mismas fuentes. En concreto, entre los datos arrojados a lo largo de la instrucción de la causa por parte de la Agencia Tributaria consta el importe de hasta 698.824 euros que los Duques destinaron desde su sociedad a gastos estrictamente particulares.

LA INFANTA NO SABÍA QUE SU SERVICIO DOMÉSTICO ESTABA CONTRATADO A TRAVÉS DE AIZOON

   La Infanta doña Cristina ha respondido durante el interrogatorio del juez José Castro que desconocía que los empleados domésticos que trabajaban en su casa habían sido contratados a través de Aizoon, la empresa patrimonial que la Infanta compartía al 50 por ciento con Iñaki Urdagarín, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

   Según las mismas fuentes, Doña Cristina se ha desvinculado totalmente de la gestión tanto de Noos, que recibió casi 6 millones de euros de las Administraciones balear y valenciana, como de Aizoon, la empresa patrimonial de la pareja a la que iban a parar una parte de los beneficios de la primera, pese que era una sociedad sin ánimo de lucro.

SONRIENTE Y NO TENSA

   En cualquier caso, la Infanta dijo desconocer el funcionamiento y la gestión de las mismas, de lo que se ocupaba Iñaki Urdagarín. Las mismas fuentes indicaron que a Doña Cristina no se le ve tensa durante la declaración y que se muestra sonriente.

    Por otra parte, Manuel Delgado, uno de los abogados de la acusación popular del Foro Cívico de Julio Anguita, ha asegurado que la Infanta Doña Cristina se está amparando en su declaración ante el juez José Castro en que ella confiaba en su marido en la gestión de las empresas en las que ella también participaba, en referencia a Noos y Aizoon.

95 POR CIENTO DE EVASIVAS

   El letrado que ha hecho unas breves declaraciones en el receso del interrogatorio ordenado por el juez, ha asegurado que la Infanta está respondiendo con muchas evasivas y que en muchos temas la respuesta habitual es "no sabe, no contesta". En este sentido explicó que el 95 por ciento de las respuestas son evasivas.

   Asimismo, el abogado de la acusación ha explicado que la Infanta ha acudido al interrogatorio muy preparada y que en todo momento está delegando en su esposo Iñaki Urdagarín la gestión de las empresas por las que ha sido imputada por los delitos de blanqueo de capitales y delito fiscal.

AFIRMA QUE ENTRÓ A FORMAR PARTE DE LA SOCIEDAD PORQUE SE LO PIDIÓ SU MARIDO Y ERA UN NUEVO PROYECTO QUE ÉSTE EMPRENDÍA EN 2003

  La Infanta Cristina ha asegurado que, como socia al 50 por ciento de la sociedad Aizoon, en ningún momento se ha sentido como un "escudo fiscal" frente al fisco, en contra de lo sostenido por el juez José Castro quien, en el auto mediante el que imputó a la hija del Rey por presunto delito contra la Hacienda Pública y de blanqueo de capitales, apuntó que la adquisición por parte de la encausada de la mitad de esta empresa tenía como objetivo una "aspirada protección fiscal".

   Así lo ha puesto de manifiesto ante las preguntas formuladas por el magistrado, quien le ha inquirido sobre si prestó su conformidad a ser propietaria de Aizoon a partes iguales con Iñaki Urdangarin para evitar que Hacienda pusiese la lupa sobre esta mercantil. Doña  Cristina ha negado este extremo, afirmando que entró a formar parte de Aizoon porque se lo pidió su marido, según han señalado fuentes jurídicas a Europa Press.

   En este sentido, ha recordado que se trataba de un proyecto que emprendía su esposo en 2003 y consideró oportuno figurar en él. De este modo, ha negado rotundamente que Carlos Masià, notario que participó en la constitución de Aizoon, le advirtiese a ella que, de cara a la puesta en marcha de esta sociedad, no figurase en la misma puesto que le podía acarrear problemas.

   El propio Masià aseguró en su declaración ante el juez, que recomendó que la Infanta no figurase en Aizoon puesto que era "muy peligroso ponerla en una sociedad expuesta a muchas cosas" y sometida a "muchos avatares, quiebras y concursos".

   "Pero no fui escuchado", llegó a remarcar durante su comparecencia el pasado mes de noviembre, en la que manifestó que realizó esta advertencia al asesor fiscal del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, quien le respondió que "no habría problema" puesto que, con la Infanta al frente de Aizoon, habría "un trato especial" por parte de la Agencia Tributaria y no habría inspecciones. "Era un escudo ante Hacienda", precisó.

    Por su parte, el juez sostiene que, con la creación de Aizoon, la pretensión de los Duques de Palma pasaba por crear un patrimonio familiar a repartir por mitad entre ambos socios, y minorar la base imponible del impuesto de sociedades cargando a esta sociedad gastos "estrictamente personales" del matrimonio.

RECONOCE A CASTRO QUE SU PADRE EL REY, LE PIDIO QUE DEJARA LOS NEGOCIOS 'Nóos'.

   La Infanta doña Cristina ha reconocido a Castro que sabía que su padre, el Rey Don Juan Carlos, le había pedido a su esposo en 2006 que dejara los negocios relacionados con Noos.

   Según el testimonio de la Infanta la petición se la habría hecho directamente el monarca al Duque de Palma. Noos fue creada en el año 2003 y cobró un total de 5,9 millones de las administraciones de Baleares y la Comunidad Valenciana.

LA ACUSACIÓN DISCONFORME CON LA TEORÍA DEL AMOR Y VE A "URDANGARÍN, COMO CORTAFUEGOS"

   Los dos abogados de la acusación, Virgina López (por Manos Limpias) y Manuel Delgado (del Foro Cívico de Julio Anguita), denunciaron al término de la sesión matinal del interrogatorio de la Infanta Cristina, que está utilizando continuamente la "teoría del amor", para usar a su esposo Iñaki Urdangarín como cortafuegos.

   Así, por ejemplo el letrado Manuel Delgado indicó que la Infanta había respondido al juez Castro, que ni siquiera "sabía que en su casa había una empresa", en referencia a Aizoon, la sociedad patrimonial que compartía al 50 por ciento con Urdangarín, y que según el juez era usada como pantalla fiscal para repartir beneficios y tributar lo menos posible a Hacienda. El domicilio de la empresa era el palacete de Pedralbes de Barcelona donde vivía la pareja y sus hijos.

   Por todo ello, la letrada de Manos Limpias indicó que no se siente satisfecha del resultado, porque como ya se esperaba, la Infanta se está escudando en la "teoría del amor" y en que "no sabe". En este sentido, su colega Manuel Delgado criticó que esté "utilizando a Urdangarín como cortafuegos".

LA RIGUROSIDAD DEL INTERROGATORIO DE CASTRO.

   Sin embargo, ambos han coincidido en elogiar el rigor del juez Castro en el interrogatorio. En este sentido Delgado ha afirmado que ha dejado poco trabajo para los abogados.

Más información