Actualizado 16/09/2022 10:31

La Infanta Elena, nerviosa tras la operación de Victoria Federica, sufre un susto con su coche

Archivo - La Infanta Elena, en una imagen reciente
Archivo - La Infanta Elena, en una imagen reciente - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 16 Sep. (CHANCE) -

  Volcada en Victoria Federica, convaleciente de la operación de urgencia de apendicitis a la que fue sometida el domingo pasado, la Infanta Elena intenta separarse lo mínimo posible de su hija desde que recibió el alta hospitalaria y volvió al domicilio que comparten en el centro de Madrid este miércoles.

  Dolorida todavía, la influencer se recupera satisfactoriamente, en parte gracias a las atenciones de su madre, que ha cancelado su agenda social y tan solo sale de su casa para cumplir con sus obligaciones laborales en la Fundación Mapfre.

  Sin ocultar su preocupación, la Infanta Elena se ha dejado ver en los últimos días entrando y saliendo de su domicilio en coche, guardando silencio sobre el estado de salud de su hija. Fruto del cansancio y de los nervios acumulados desde que Victoria fue operada de urgencia, la hermana del Rey Felipe VI ha sufrido este viernes un pequeño susto con su coche que, afortunadamente, no ha tenido consecuencias.

   Doña Elena salía esta mañana de su garaje a primera hora para ir a trabajar, sin ver a una furgoneta que en ese momento pasaba por delante de su puerta. Por suerte, el conductor del otro vehículo sí ha reaccionado a tiempo, frenando en seco para evitar un choque entre ambos. Después de una mirada cargada de reproches, el señor ha continuado su camino mientras la Infanta, haciendo un gesto de negación con la cabeza, arrancaba su coche esbozando una pequeña sonrisa, intentando así quitar hierro a la situación que, por suerte, ha quedado en un susto. ¡El momento, en el siguiente vídeo!

Cargando el vídeo....

Contador

Más información