Actualizado 21/06/2020 7:58:59 +00:00 CET

El Príncipe Guillermo cumple 38 años en el mejor momento con su hermano Harry

Britain's Prince William, left, and his brother Prince Harry arrive for the wedding of Pippa Middleton and James Matthews at St Mark's Church on May 20, 2017 in Englefield.
Britain's Prince William, left, and his brother Prince Harry arrive for the wedding of Pippa Middleton and James Matthews at St Mark's Church on May 20, 2017 in Englefield. - 2017 GETTY IMAGES / WPA POOL - Archivo

   MADRID, 21 Jun. (CHANCE) -

   Tras hacer público el deseo del Príncipe Harry y Meghan Markle de querer dejar de ser parte de la Familia Real británica, todos los medios de comunicación empezaron a cuestionar la relación entre los hijos de Lady Di. Parece ser que el Príncipe Guillermo ha estado en desacuerdo en muchas ocasiones sobre cómo ha actuado su hermano, pero en concreto, la salida de la Casa Real fue la gota que colmó el vaso.

   Han sido muchos comentarios los que ha habido acerca de ellos, pero la verdad es que tanto el Príncipe Guillermo, como Harry, han dejado claro que entre ellos no ha habido ningún problema por el que se hayan dejado de hablar. Y es que ya sabemos que las cosas que pasan dentro de las familias reales, no se conocen tan bien como querríamos, pero es evidente que algo entre los dos ha sucedido.

   Hoy, el Príncipe Guillermo cumple 38 años y lo hace en un momento de calma y tranquilidad. Durante este mes de mayo, los dos hermanos han recuperado la comunicación telemática. Y es que tras los múltiples cumpleaños que se celebraron en la familia real y el estado de salud de su padre, Príncipe Carlos, que dio positivo en Covid-19, Harry y Guillermo han tenido más que una relación cordial.

   Esto supone un antes y un después en la imagen pública que tienen ambos. Los dos fueron uña y carne en su infancia, su madre les crió con mucho amor y delicadeza... Como todo en la vida, el paso de los años y las influencias externas pasan factura, pero parece que tanto Guillermo, como Harry, van a saber dejar a un lado las diferencias familiares para gozar de una buena relación.

Contador