Actualizado 30/09/2022 13:41

Isa Pantoja rompe definitivamente con Kiko Rivera: "Es una persona despreciable. No le quiero en mi vida"

Archivo - Isa Pantoja y Kiko Rivera, en una imagen de archivo
Archivo - Isa Pantoja y Kiko Rivera, en una imagen de archivo - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 30 Sep. (CHANCE) -

   Fiel a su cita semanal, Isa Pantoja se ha sentado este viernes en el plató de 'El programa de Ana Rosa' y se ha pronunciado - con una contundencia y una indignación poco habituales - sobre las demoledoras declaraciones de Kiko Rivera en su última exclusiva en la revista 'Lecturas' sobre ella.

   Asegurando que "no la quiere ni a diez metros", el Dj deja claro que no piensa perdonar a su hermana que no le defendiese "en uno de los momentos más duros de su vida", cuando le tacharon de 'maltratador' por contar que le dio una bofetada cuando la pilló intentando cortarse las venas en Cantora. Un episodio en el que se reafirma, por cierto.

    Pero eso no es todo porque, llamando a Isa "envidiosa" y afirmando que "tendría que nacer diez veces para ser mejor persona que Irene Rosales", confirma que su hermana le dejó 5000 euros y no piensa devolvérselos porque "no le da la gana".

   Más molesta que dolida, Chabelita no entiende "el descaro" de su hermano al revelar que le dejó dinero - más del que admite Kiko, según la colaboradora - y se siente "humillada" por las declaraciones del Dj. "Ese dinero es mío, es de mi hijo, de ese sobrino al que le quieres tanto, y si dices que vives cómodamente y que no te hace falta pues dámelo a mí que yo sí lo necesito" ha exigido, confesando que le parece "surrealista" que después de decir que Isabel Pantoja le debe dinero, no predique con el ejemplo y se jacte de que no piensa devolverle el dinero que le debe hace tiempo.

   "Es que me parece de vergüenza. Es una persona despreciable, no le quiero en mi vida para nada" se ha lamentado Isa, que ha revelado que lo que más le ha molestado es que Kiko, lejos de "arrepentirse", se reafirme en lo de la bofetada que dice que le dio cuando supuestamente se intentó suicidar en Cantora; algo que la peruana sigue negando: "Esto ya es lo último. Lo que está vendiendo es una mentira y si hubiera sido verdad, no se arrepiente ni de decirlo ni de haberlo hecho". "Estoy indignada, el dolor ya pasó" confiesa.

   Muy dura con su hermano, cree que ahora "vende que está bien" con su madre porque "dejaron de funcionarle sus ataques" y apunta a que Kiko "no está arrepentido" por todo lo que pasó con Pantoja. "Tiene prioridades y la primera es el dinero. Sino no se entiende que cuando mi madre le llamó y estaba hablando con las niñas le pidiese el número de su abogado" destaca.

   "Que sepa que mi madre y mi prima no es que le perdonen, sino que le acogen por pena" ha añadido, admitiendo que le da "miedo" cómo va a "terminar esta persona que no quiere a nadie". "Dentro de unos años no sé cómo va a acarrear todo lo que está haciendo y las consecuencias que va a tener las barbaridades que dice" confiesa.

   Asegurando que todavía no ha hablado con su madre de la exclusiva de Kiko, Isa afirma que si ella le quiere perdonar "perfecto", pero insiste en que han sido "cosas muy graves" sobre las que su hermano "no ha hecho examen conciencia". "Él está orgulloso de lo que hace, se jacta y no se arrepiente" asegura, mandando un contundente mensaje al Dj: "Todo lo que sube baja. No vayas con esos alardeos porque te vas a quedar solo".

   Isa tiene clarísimo que no va a dar ninguna oportunidad más a Kiko, pero cree que su progenitora "sí le va a perdonar". "Mi madre está pasando por un momento malo y puede que por eso tenga esa facilidad para perdonarle" asegura.

   Sin embago, cree que no todo será de color de rosas en la reconciliación de Pantoja con su hijo porque, como ha recordado, "además de las deudas tienen que hablar de todo lo que ha dicho Kiko que no es poco, como que estaría mejor en la cárcel que en Cantora, que es mala madre, que le importan más el dinero que sus hijos, que se vendía como la viuda de España...".

   Declaraciones que Isa tacha de surrealistas, confesando que no comprende por qué ahora anuncia que piensa renunciar a la herencia después de dos años reclamando su dinero: "Él no sabe ni lo que dice. Se supone que con los años adquieres madurez pero él no. Y habrá visto que tiene más opciones de solucionar las cosas así".

Más información