Actualizado 04/03/2021 20:05 CET

¿Por qué Lucía se ha convertido en la 'mala' de 'La isla de las tentaciones'?

LUCÍA
LUCÍA - TWITTER OFICIAL DE 'LIDLT'

   MADRID, 4 Mar. (CHANCE) -

'La isla de las tentaciones' uno de los formatos más espectaculares de los últimos tiempos en televisión siempre consigue quedarnos con los ojos puestos en la pantalla. Si la primera edición tuvo un éxito bestial, la segundo fue de lo más aclamada y esta tercera está siendo la revolución... Los concursantes han conseguido dar giros inexplicables en poco tiempo y cada semana hay un nuevo protagonista.

   En esta ocasión hablaremos de Lucía, la pareja de Manuel, una de las más inocentes que llegaba al concurso con ganas de que su novio se diese cuenta de lo que tenía a su lado porque ya había soportado bastantes infidelidades de él. Lo cierto es que el andaluz se ha dado cuenta en la isla de la persona que tenía a su lado y por eso ha tomado la decisión de no querer estar con ella más... algo que ha supuesto un sufrimiento terrible para la concursante.

Manuel ha jugado sucio, muy sucio, con una, luego con otra... ha demostrado que las mujeres para él son cromos, ya que cuando parecía que tenía atracción con una, llegaba la otra y le daba igual 8 que 80. Mientras, Lucía lloraba por todas las esquinas de su casa por lo que estaba viendo de su novio y por las faltas de respeto que iba a aguantar en el concurso.

Lucía en ese sentido ha sido mucho más responsable y educada, no ha jugado con ningún chico y ha sabido guardarle el respeto a la que era su pareja, hasta que se ha dado cuenta que verdaderamente no tenía novio porque Manuel ha entrado al reality dispuesto a dar todo y más a quien se le pusiera en frente.

   Ahora, la concursante se ha vuelto la 'mala' de la película y es que su comportamiento con sus compañeras y tentadores ha dejado mucho que desear. Lucía ha ido hablado de Lola uno por uno, a sus espaldas, malmetiendo y poniéndole a ella muy buena cara. Y es que recordemos que esta tuvo un affaire con Carlos en la misma cama donde dormía Lucía, algo que, lógico y normal, le sentó fatal.

   Pero no hay justificación a las malas formas que ha tenido de aislar a su compañera, mientras que le ponía buena cara, lo que coloquialmente se conoce como una 'falsa'. Poco le ha importado a Manuel lo que ha sucedido en la otra casa, y poco le importará en los berenjenales que se meta su ex, pero lo cierto es que Lucía ha conseguido crear un 'Gran Hermano' en 'La isla de las tentaciones' y eso, como espectador, tiene su reconocimiento.