Actualizado 26/09/2019 10:58:16 +00:00 CET

Asteroides a la sombra de Júpiter pueden ser un riesgo para la Tierra

Asteroide
Asteroide - NASA/JPL-CALTECH

   MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Cambios lo suficientemente marcados en las órbitas de un grupo de asteroides y cometas atrapados en la sombra de Júpiter puede representar una amenaza oculta para la Tierra.

   Esa es la conclusión de un estudio que identificó al menos un objeto que podría experimentar tal cambio orbital.

   Como planeta más grande del sistema solar, Júpiter esconde muchos asteroides y cometas en su sombra. Algunos de estos, como sus lunas, están gravitacionalmente unidos al planeta. Otros siguen una órbita similar a la de Júpiter, rodeando el sol. Para estos últimos, una alta inclinación, o un ángulo con el plano del sistema solar de más de 40 grados, está vinculada a una baja excentricidad, lo que les da una órbita casi circular.

   Un artículo publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society examina lo que podría suceder si los objetos estables que orbitan cerca de Júpiter cambian su baja inclinación por una alta excentricidad, creando una órbita más ovalada. Según el autor, Kenta Oshima, investigador del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, tal cambio podría ser una mala noticia para la Tierra.

   "Señalamos la posibilidad de que existan poblaciones de asteroides potencialmente peligrosos no detectados en ubicaciones de alta inclinación de estos objetos", escribió Oshima.

   Escondido a la sombra de Júpiter, muchos de estos objetos son difíciles de ver desde la Tierra. En este momento, mientras sus órbitas son estables, eso no es un problema. Sin embargo, si sus órbitas cambian, podrían pasar de la seguridad de Júpiter a un camino de colisión con la Tierra u otros planetas interiores, informa Space.com.

   Una vez que comienzan a bailar alrededor de la Tierra, deben hacerse visibles para las encuestas que buscan objetos potencialmente peligrosos. Pero su peligro inherente significa que los astrónomos deberían estar trabajando para identificarlos ahora, declaró Oshima en su artículo.

   Un objeto con una alta inclinación entrará y saldrá del plano del sistema solar en el que orbitan los planetas, por lo que las interacciones serán pocas y distantes entre sí. Pero a medida que la inclinación disminuye y el objeto comienza a pasar más tiempo cerca del plano del sistema solar, aumentan las probabilidades de un sobrevuelo cercano o un impacto.

   Oshima ya ha identificado a un miembro potencial de esta armada oculta, 2004 AE9. El objeto orbita alrededor de 1,5 unidades astronómicas (UA; una unidad astronómica es la distancia entre la Tierra y el sol) dentro del camino de Júpiter.

   Ocasionalmente, el asteroide pasa por encima de Marte en sus órbitas, acercándose a 0,1 UA. Estos sobrevuelos han cambiado la órbita del asteroide con el tiempo. La órbita no solo se ha acercado al plano del sistema solar, sino que también se ha vuelto más excéntrica. Si bien no hay peligro de que impacte a la Tierra en el futuro cercano, el AE9 2004 algún día puede cambiar su órbita lo suficiente como para abandonar Júpiter y chocar con un planeta rocoso.

Lo más leído

  1. 1

    Irene Rosales muestra las consecuencias de su fatídica caída en Cantora

  2. 2

    La solución de Abascal ante los 'okupas': "Hay que sacarles de una patada en el culo el mismo día"

  3. 3

    Enrique Ponce sufre una cogida de toro en el Puerto de Santa María

  4. 4

    Vecinos de Galapagar se querellan contra Iglesias por el "acoso" contra ellos por protestar ante su vivienda

  5. 5

    Las fotografías más apasionadas de Enrique Ponce y Ana Soria