29 de marzo de 2020
 
Actualizado 24/03/2020 11:19:04 CET

Un nuevo cometa será tan brillante en el cielo como Venus en junio

Wikipedia

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un cometa descubierto el 28 de diciembre de 2019 muestra una evolución del brillo mayor de lo esperado en su acercamiento al Sol, hasta el punto de que puede hacerse más notorio en el cielo que Venus si mantiene su trayectoria de acercamiento al Sol.

ATLAS, designado técnicamente C/2019 Y4, fue descubierto por el sistema de alerta de impacto terrestre de asteroides en Hawai (de ahí el nombre ATLAS para el cometa). Con una órbita casi parabólica, su acercamiento máximo al Sol, el perihelio, tendrá lugar el 31 de mayo, a 37,8 millones de kilómetros de nuestra estrella. Si su actividad se mantiene podrá ser contemplado a partir de entonces y durante semanas a simple vista en el cielo nocturno.

Un cometa se vuelve más brillante a medida que se acerca al sol porque se quema más intensamente y libera más volátiles congelados.

Actualmente en el vencindario de Marte, ATLAS es el segundo cometa más brillante del cielo nocturno y está cerca del límite de visibilidad a simple vista desde lugares muy oscuros. Se ilumina a una velocidad de 0,25 magnitudes por día y se espera que la magnitud aparente del cometa alcance un pico entre una magnitud de 2 a -11 en el perihelio, que es comparable al brillo del cometa Ikeya - Seki.

Se predice que el cometa ATLAS puede alcanzar una magnitud de -8.2 en su perigeo y -11.7 en su perihelio. Hay que tener cn cuenta que la coma se extiende hasta 300.000 kilómetros, más del doble del diámetro de Júpiter. Se trata de una cola verde que se produce a medida que el carbono y el gas cianuro dentro del cometa se ionizan a medida que se acerca a nuestra estrella anfitriona.

De enero a marzo de 2020, el cometa se encuentra en la constelación de la Osa Mayor. En abril, cuando el cielo se oscurezca, será visible a mitad de camino en el cielo del noroeste en la noche en la constelación de Perseo-Camelopardails y en junio será visible en la constelación de Orión en el cielo del noreste en la mañana y potencialmente visible a simple vista.

Se ha identificado como un cometa hiperbólico, lo que significa que su órbita se extiende más profundamente en el cosmos, con el Sol actuando como una onda gravitacional para lanzarlo más lejos del sistema solar, informa Wikipedia.

El cometa tiene una órbita similar a la del Gran Cometa de 1844, lo que lleva a especular si C / 2019 Y4 es un fragmento del mismo cuerpo principal que el Cometa de 1844. El núcleo ya ha sido horneado por el sol en su encuentro anterior hace unos 5.000 años, cuando presumiblemente un cometa mucho más grande se rompió en al menos 2 piezas, que más tarde regresó como el gran cometa C / 1844 Y1, también conocido como el Cometa de Wilmot, y el Cometa C / 2019 Y4.

Contador